Por primera vez se ha demostrado la existencia y abundancia de exoplanetas acuosos

2022/09/14 Galarraga Aiestaran, Ana - Elhuyar Zientzia Iturria: Elhuyar aldizkaria

Representación artística de un exoplaneta acuoso. Ed. Pilar Montañés

 

Después de estudiar más de 40 exoplanetas, los astrofísicos afirman que muchos de ellos tienen mucha agua, hasta la mitad de su masa puede ser agua (sólo el 0,02% de la Tierra). Al parecer, esta agua no está en la superficie, sino en el interior, mezclada con las rocas, o en los depósitos que las separan. Según los astrofísicos esto puede afectar a la habitabilidad de estos planetas.

La investigación ha sido publicada en la revista Science con el título: “La densidad, no el radio, distingue entre los planetas rocosos que orbitan los nanos M y los ricos en agua” (Density, not radius, separates rocky and water-rich small planets orbiting M dwarf stars). Concretamente, han estudiado el radio y la densidad de 43 pequeños exoplanetas que orbitan alrededor de las estrellas M enanas.

El 80% de las estrellas de la Vía Láctea son enanas y son más pequeñas que el Sol. Los exoplanetas que han investigado ya eran conocidos, es decir, no los han encontrado en esta investigación. Sin embargo, su radio y densidad nunca fueron tan estudiadas.

La detección de exoplanetas se realiza habitualmente mediante la observación de la pérdida de ruido que inciden en el paso por delante de su estrella y la medida de la atracción que ejerce sobre ella su gravedad. El primer método permite conocer el diámetro del planeta y el segundo la masa. Conociendo ambos, se deduce la densidad, es decir, si es un gigante gaseoso como Júpiter, o un pequeño planeta rocoso como la Tierra. Pues bien, como vieron, muchas están formadas por roca y agua, mitad y mitad.

Es la primera vez que se observa la presencia de exoplanetas acuosos, tan abundantes como rocosos. Por otro lado, se ha descartado que ese agua pueda estar en la superficie, puesto que están tan cerca de sus soles, si el agua estuviera en la superficie estaría evaporada, lo que aumentaría el radio. Por lo tanto, han llegado a la conclusión de que está en el interior, a diferencia de lo que ocurre en nuestro planeta.

El siguiente paso será investigar la composición interna de estos exoplanetas. Para ello, esperan que el telescopio de James Webespacio tenga una gran utilidad.