Nerea Irastorza Landa Neurozientzialaria

"Me gusta esa combinación de ingeniería biomédica y investigación clínica"

2019/11/03 Galarraga Aiestaran, Ana - Elhuyar Zientzia Iturria: Elhuyar aldizkaria

400

Nerea Irastorza Landa ha tenido un día laborioso. Sin embargo, ha estado encantado con su trabajo. La tesis está finalizando en el campo de la neurorrehabilitación. Ha precisado que lleva un par de años con un paciente con parálisis por ictus, tratando de recuperar la movilidad mediante una interfaz craneo-máquina y un exoesqueleto.

"Con esta interfaz detectamos señales cerebrales y musculares para saber qué movimiento quiere hacer y ayudamos a mover el brazo y la mano que tiene paralizados en función de ello, utilizando un exoesqueleto robótico", explica Irastorza.

Según él, no se trata de que el paciente utilice en todo momento este robot para moverse, sino de que una zona del cerebro que no ha sido afectada por el ictus, a través de un entrenamiento con máquina, aprenda la función perdida "para rehacer la conexión entre el cerebro y la extremidad y que el paciente sea capaz de moverse por sí mismo". Es decir, aunque el robot sea utilizado en terapia, el objetivo es que luego no sea necesario y el paciente recupere la autonomía.

Irastorza ha reconocido que esto supone una relación directa y profunda con el paciente, lo que le parece muy enriquecedor y tiene también un aspecto psicológico y emocional. "Nosotros hemos tenido mucha suerte porque el paciente pone muchas ganas y da todo, y la verdad es que se agradece".

Interdisciplinariedad, motivador

Otro aspecto que ha destacado es la interdisciplinariedad: "De hecho, soy estudiante de una universidad alemana [Universidad de Tübingen], donde estoy haciendo la tesis, con el neurocientífico Ander Ramos Murguialday. Ramos trabaja en su universidad y en Tecnalia. En este proyecto de investigación, Tecnalia trabaja principalmente en el campo de la robótica, y el laboratorio alemán, sobre todo la decodificación de señales, en colaboración con la Universidad de Berkeley. Además, el equipo de Fisioterapia de la UPV-EHU y la Universidad de Bruselas, en definitiva, tenemos que trabajar juntos, sólo con el robot no basta. La terapia diaria la realizamos en Donostia y en el Hospital Universitario de Cruces".

Reunirse en un mismo proyecto es realmente "motivador" para Irastorsa: ingenieros electrónicos, fisioterapeutas, biomédicos, procesadores de señales, neurólogos... A su vez, le encanta el trabajo en directo con el paciente. "Esa relación diaria es muy especial", dice. También le gusta lo que hace por ordenador, el análisis de datos, etc. "Me gusta esa combinación entre ingeniería biomédica e investigación clínica. Finalmente investigamos todo el proceso, desde la decodificación de la señal hasta la terapia del paciente. Ver esta aplicación directa del trabajo me llena mucho".

Ni que decir tiene que más que eso, ver que la terapia da buenos resultados. Según Irastorza, hay muchos tipos de terapias y diferentes grados de lesión. Por ejemplo, algunos pacientes, a pesar de la parálisis debida a una lesión, siguen conservando su función aunque sea en cierta medida. Con ellas, la terapia se basa en el aumento de lo que guardan. "En nuestro caso, en cambio, tratamos de pacientes con movilidad totalmente perdida".

Su objetivo es conseguir un movimiento mínimo de estar totalmente paralizado. Después, con otras terapias o terapias innovadoras que hasta ahora se utilizan, se intentaría mejorar la movilidad, pero es un primer paso difícil de conseguir, y en ello están Irastorza y sus compañeros.

Una vez terminada la tesis pretende continuar en el mismo campo. De hecho, en Tecnalia tiene la oportunidad de investigar en proyectos de neurotecnología, que abordará con entusiasmo: "A veces parece que aquí no tenemos nada que ver con lo que tienen fuera, pero aquí también hay buenos grupos de investigación, haciendo cosas muy interesantes, y merece la pena reconocer e impulsar lo de aquí".

Nerea Irastorza Landa

Nacido en 1991. Realizó el grado en Ingeniería Biomédica en Tecnun y posteriormente el máster en "Sistemas Mecatrónicos para la Rehabilitación" en la Universidad Pierre et Marie Curie de París. Para la realización del proyecto de máster acudió al Instituto de Psicología Médica y Neurobiología del Comportamiento de la Universidad de Tübingen (Alemania), al equipo de Neuroprótesis. Ahora se está doctorando en el mismo grupo dentro del programa del Instituto de Investigación Max Planck.