Cambio de hábitos alimentarios necesario para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París

2020/11/05 Agirre Ruiz de Arkaute, Aitziber - Elhuyar Zientzia Iturria: Elhuyar aldizkaria

Ed. Pixabay

Incluso si las emisiones de CO2 de los combustibles fósiles se rompieran bruscamente, no se podría alcanzar el objetivo de 1,5 ºC o 2 ºC establecido en el Acuerdo de París. El actual sistema de alimentación global sería imposible. A esta conclusión han llegado investigadores de la Universidad de Oxford (Reino Unido) y de la Universidad de Minnesota (EEUU).

Mantener la temperatura global a 1,5 ºC por encima de la temperatura preindustrial exigiría cambios importantes y rápidos en el sistema alimentario, que es el responsable del 30% de las emisiones de gases de efecto invernadero del mundo. En total, 16 mil millones de toneladas de CO2 emiten anualmente equivalentes, según la revista Science. La tala y deforestación de tierras agrícolas y ganaderas, el uso de fertilizantes y los combustibles fósiles que se queman para la producción y distribución de alimentos son algunos de los principales causantes de las emisiones.

Hasta hace poco se ha reflexionado sobre las emisiones de gases de efecto invernadero, centrándose sobre todo en la industria, el transporte y la producción de electricidad, pero no se ha hecho caso excesivo a las emisiones generadas por el sistema alimenticio, que se consideraban inevitables para alimentar a la humanidad. Los investigadores han calificado este enfoque como falso y han propuesto tres medidas: cambiar la dieta, aumentar la eficiencia en la agricultura ecológica y evitar el despilfarro de alimentos. En este caso, se indica que se puede conseguir un sistema de alimentación global neutro en carbono o incluso negativo.