Detectan que un agujero negro ha ingerido la estrella de neutrones de su sistema orbital

2021/06/29 Agirre Ruiz de Arkaute, Aitziber - Elhuyar Zientzia Iturria: Elhuyar aldizkaria

Representación del choque entre un agujero negro y una estrella de neutrones. Ed. Universidad Swinburne

Las ondas gravitatorias han vuelto a ser noticia. Los astrofísicos han detectado por primera vez cómo un agujero negro engullía a una estrella de neutrones detectando las ondas gravitatorias generadas. Los agujeros negros y las estrellas de neutrones son los dos objetos más extremos y misteriosos del universo, y la fusión entre ellos ha causado gran expectación. Detectado por los observatorios estadounidenses LIGO y Virgo italianos en enero de 2020, se ha publicado hoy en The Astrophysical Journal Letters. Además, una vez no, se ha detectado en dos ocasiones la fusión entre dos gigantes. Uno el 5 de enero de 2020 y el otro el 15 con diez días de diferencia.

Los investigadores han aclarado que se trata de sucesos ocurridos hace unos 1.000 millones de años, pero que al ser tan masivos, hoy en día se pueden detectar sus ondas gravitatorias.

Tanto los agujeros negros como las estrellas de neutrones se producen al morir estrellas de gran masa, pero los agujeros negros son aún más masivos que las estrellas de neutrones. En un choque detectado, el agujero negro tenía nueve veces más masa que el Sol y la estrella de neutrones dos veces más grande; en el otro, el agujero negro seis veces más grande que el Sol y la estrella de neutrones 1,5 veces. En ambos casos, el agujero negro ha ingerido la estrella de neutrones que orbitaba en su sistema.

Cosecha de ondas gravitatorias

Las ondas gravitatorias son perturbaciones en la curva espacio-tiempo generadas por objetos masivos en movimiento. Desde que en 2017 recibieron el Premio Nobel, los investigadores han identificado muchas veces fusiones entre dos agujeros negros y dos estrellas de neutrones, pero nunca entre un agujero negro y una estrella de neutrones.

Es significativa la nueva detección, ya que hace tiempo se ha sugerido que podrían existir sistemas binarios de agujeros negros y estrellas de neutrones, algo que hasta ahora no se ha podido demostrar. La nueva investigación servirá para confirmar la hipótesis e investigar la evolución de sistemas binarios de este tipo de elementos gigantes.