Células madre a partir del embrión humano obtenido por clonación

2001/11/26 Agirre Ruiz de Arkaute, Aitziber - Elhuyar Zientzia

Advanced Cell Technology (ACT), empresa privada de investigación, ha publicado el desarrollo del embrión humano por clonación. Puede ser un paso importante en el esfuerzo por aprender a reprogramar células.

Esta es la primera vez que se publica la clonación del embrión humano. La clonación del embrión a una célula somática humana, que no es germinal, es decir, que no es un óvulo ni un espermatozoide, ha sido posible gracias a la retirada del núcleo y a su introducción en un óvulo sin información genética nuclear, la misma técnica utilizada hasta el momento con otras especies de mamíferos. De esta forma han desarrollado un embrión genéticamente idéntico a esta célula somática original.

Si el embrión se introdujera en el útero de una mujer, se desarrollaría un nuevo ser vivo (lo que se conoce como clonación para la reproducción humana), pero si el embrión se manipula a los pocos días de producirse, se podrían extraer células madre. Según la empresa ACT, este último es el único uso que le dará, es decir, la clonación terapéutica de los embriones.

La clonación reproductiva está prohibida en la mayoría de los países. La clonación terapéutica está autorizada en EEUU y Reino Unido. En EE.UU. no se puede utilizar dinero público en investigaciones con fines de clonación terapéutica (aunque las empresas privadas pueden hacerlo por sí mismas), pero en el Reino Unido también se ha empezado a hacer con financiación pública. En Euskal Herria también está prohibida la utilización de células madre procedentes de embriones excedentarios en fecundación in vitro para la investigación.

Las células madre pueden especializarse hasta tener cualquier tipo de célula del cuerpo. Anteriormente se ha conseguido desarrollar líneas de células madre humanas por otras vías diferentes a la clonación, pero su uso en trasplantes humanos es escaso. Y es que el cuerpo los reconocería como extraños. Sin embargo, los obtenidos por clonación permitirán la obtención de órganos, tejidos y células con características genéticas y somáticas de una persona determinada. Así, en caso de enfermedad, cada uno sería la fuente de tejidos y órganos para trasplantes. Esto evitaría los problemas que suelen causar los trasplantes y abriría el camino para tratar enfermedades degenerativas como el cáncer, las enfermedades degenerativas del sistema nervioso como el Alzheimer y el Parkinson, el sida, la diabetes, etc.

En la clonación hay un proceso especialmente difícil, la reprogramación de células somáticas. La célula controla mediante el metilado del ADN qué genes deben expresarse y cuáles no; asocia la marca molecular –el metilo- a los genes que no quiere expresarse. La reprogramación de células germinales tiene lugar en la obogénesis y en la espermatogenesis. Tras la fecundación y durante el desarrollo del embrión la metilación va cambiando. Así, en una célula embrionaria se expresarán unos genes y a medida que se van ‘envejeciendo’ y especializando otros. Dado que la célula somática a la que se ha extraído el ADN es la célula ‘vieja’, el embrión resultante no tendría las características propias de los embriones.

De los embriones en general se pueden obtener células madre, pero el embrión clonado tendrá las características de una célula ‘vieja’ (ADN extraído de una célula somática desarrollada) y no formará células madre, sino la célula original del ADN utilizado para clonar. Por ello, al entrar en el óvulo se debe reprogramar el ADN, modificar la marcación molecular para que se desarrolle como una célula ‘joven’. Pero lo que es un proceso lento en la obogénesis y en la espermatogenesis, aquí hay que realizarlo en pocos minutos, por lo que se producen errores. Este es uno de los problemas más graves de la clonación, la reprogramación del ADN. Pero este trabajo que acaba de publicar ha vuelto a poner de manifiesto que es posible.

Sin embargo, esta reprogramación necesaria para clonar genera graves problemas en la transmisión de información genética al doblar las células. Por ello, si quisieran clonar al hombre con este embrión, sería un obstáculo importante, ya que los fetos no son viables –mueren antes de nacer–.

Para más información sobre la clonación humana pincha aquí