Obtención de pequeños cerebros funcionales humanos mediante trasplante con ratón

2018/05/10 Agirre Ruiz de Arkaute, Aitziber - Elhuyar Zientzia Iturria: Elhuyar aldizkaria

Corte transversal de órganos cerebrales humanos Ed. Madeline A. Lancaster

Basados en células humanas madre, los investigadores del Instituto Salk (EEUU) han conseguido crear y mantener funcionales estructuras similares a los pequeños cerebros (organoides). Es difícil mantener vivo in vitro a los organoides, como se puso de manifiesto hace cinco años cuando por primera vez se produjeron cáncer humano, por lo que han sido trasplantados en los ratones para desarrollar la vascularización y obtener nutrientes y oxígeno. Éxito del experimento: Durante 14 días los organoides ya habían desarrollado una compleja red de vasos sanguíneos y sus neuronas crearon conexiones con el cerebro de los ratones.

En total han sobrevivido 233 días. Los organoides han ido diferenciándose y madurando durante todos estos meses. A la muerte, la estructura y madurez celular del cerebro humano pertenecían a un recién nacido.

Es la primera vez que los cerebros organoides humanos se integran en otra especie y también ha traído preocupaciones éticas: ¿cambiará la inteligencia de los ratones? Es más, ¿se puede aplicar la conciencia humana en otros animales? Muchas preguntas y pocas respuestas, de momento. En el trasplante realizado en el Instituto Salk, los ratones no han demostrado ninguna capacidad especial, tal y como se ha publicado en la revista Nature Biotechnology. No está claro qué pasaría si en vez de en ratones adultos se hubiera trasplantado en ratones recién nacidos.

A pesar de las dudas, el desarrollo de cerebros organoides humanos en el ratón puede facilitar enormemente la modelización del cerebro y el estudio de las enfermedades. Incluso puede facilitar en el futuro el trasplante de neuronas humanas sanas en el cerebro de personas con daño neuronal.