Firefox OS, intentando devolver a la web el protagonismo que le ha quitado la app en los dispositivos móviles

2013/09/01 Leturia Azkarate, Igor - Informatikaria eta ikertzaileaElhuyar Hizkuntza eta Teknologia Iturria: Elhuyar aldizkaria

Hace pocos meses un nuevo jugador entró en el dance de los sistemas operativos para dispositivos móviles, hasta entonces Android, iOS, Windows y Blackberry estaban en el campo de juego y Firefox OS apareció por sorpresa. Pero este jugador no es otro más, tiene una diferencia clara con los demás: sólo se pueden instalar y ejecutar aplicaciones en la web, escritas en HTML. De hecho, la Fundación Mozilla ha creado este nuevo sistema operativo para luchar contra el triunfo de las apps en dispositivos móviles y ayudar a la web a ganar su sitio de nuevo.
400

Una de las características más destacadas de los dispositivos móviles (es decir, smartphones y tablets), además de la pantalla táctil, GPS, brújula, acelerómetro, etc., es la conexión a Internet. Sin embargo, a diferencia de los ordenadores, el acceso a la web desde dispositivos móviles no se realiza normalmente a través de un navegador: prácticamente todos los sitios web o servicios web han desarrollado sus aplicaciones (apps) para que la gente pueda acceder al contenido de esta web. Estas apps se instalan en nuestro dispositivo y normalmente tenemos instalado uno de estos por cada web que visitamos. Hace dos años cuando escribimos un artículo sobre esta tendencia a las apps, os contamos que en EEUU la gente ya pasaba más tiempo en las apps que navegando por la web. Y desde entonces, obviamente, esta tendencia no ha hecho sino acentuarse y extenderse.

Pero tal y como os decíamos entonces, esta tendencia va en detrimento de los principios de apertura y publicidad de la web y de los estándares de la web por diversos motivos. Por un lado, estas aplicaciones frecuentemente utilizan protocolos de comunicación propietarios y ocultos en lugar de estándares abiertos como HTTP o SOAP. Por otro lado, los contenidos que sólo se acceden a través de las apps no son vinculantes porque no están en la web, por lo que no se pueden buscar o acceder si no es a través de la app. Por último, cada plataforma o sistema operativo dispone de su propio entorno y lenguaje de desarrollo y para cada uno de ellos se deben realizar diferentes versiones de las apps.

Por ello, la Fundación Mozilla, entidad sin ánimo de lucro que promueve la apertura, innovación y participación en Internet, conocida por ser la autora del navegador Firefox Libre, ha desarrollado un sistema operativo para dispositivos móviles Firefox OS. Este sistema operativo es totalmente abierto y libre, en el que sólo se pueden instalar y ejecutar aplicaciones web, es decir, escritas en lenguaje HTML de la web, y se ejecutan a través del navegador Firefox. ¡El escritorio y todas las aplicaciones y funciones que vienen preinstaladas son también aplicaciones web! A través de Firefox OS, la Fundación Mozilla tiene como objetivo impulsar el desarrollo de aplicaciones web por parte de las empresas y entidades que hasta ahora han desarrollado apps y, poco a poco, pasar a hacer solo aplicaciones web, que en definitiva funcionarán también en cualquier otro sistema operativo.

HTML 5 y más

Es cierto que tradicionalmente había razones para desarrollar apps en lugar de aplicaciones web. De hecho, el lenguaje propio de la web, HTML, estaba obsoleto y sólo servía para hacer cosas de los primeros tiempos de la web: texto con formato, imágenes, enlaces, formularios y poco más. La interacción, el multimedia, el acceso al hardware y muchas otras cosas no se podían hacer. Pero esto ha cambiado mucho en los últimos años.

Hace tres años y medio os dimos a conocer HTML 5. A esta nueva versión del estándar se han añadido muchas funcionalidades: capacidad de reproducir vídeos y audios, gráficos dinámicos (¡incluso 3D!) ), la capacidad de captura de hardware (GPS para geolocalización, disco o memoria para almacenar información en el local o para funcionar offline), etc. Además, desde entonces se han definido interfaces que permiten acceder a muchos más elementos del hardware y se han propuesto incluirlos en las siguientes versiones del estándar (5.1 y siguientes): acelerómetro (detección de movimiento), brújula (orientación), micrófono y cámara (y capacidad de conexión para recibirlos y enviarlos), conocimiento de voz (si el teléfono o dispositivo lo tiene implementado), etc.

Sin embargo, con todo esto no es suficiente para hacer todas las cosas que puede hacer una aplicación de un teléfono móvil. Por ello, la propia Fundación Mozilla ha definido interfaces para que las aplicaciones web puedan acceder al hardware y a las características propias de los dispositivos móviles, a los que ha denominado WebAPIs. Mediante ellas, las aplicaciones web pueden afectar al vibrador del dispositivo, batería, lista de contactos, alarmas, dispositivos de almacenamiento, radio FM, sensor de luminosidad, sensor de proximidad, calendario, pagos web, mensajes SMS, WiFi, Bluetooth, etc. A través de ellos, una aplicación web para Firefox OS puede hacer todo lo que una app pueda hacer. Si bien es cierto que estas aplicaciones web no funcionarán en otros dispositivos si sus navegadores no disponen de estos API Web implementados, la Fundación Mozilla propone su inclusión en las siguientes versiones del estándar HTML, por lo que se puede esperar que estas aplicaciones web sean universales en el futuro.

Además, al igual que al lenguaje HTML se le han añadido las extensiones para acceder al hardware de los teléfonos y tablets, se puede hacer lo mismo para el hardware de los ordenadores de escritorio y portátiles y, por qué no, abrir el camino para que en el futuro las aplicaciones web sean también las principales en estos.

Ya en el mercado

La Fundación Mozilla ha realizado Firefox OS con objetivos altruistas, pero ha tenido una gran difusión en muy poco tiempo, debido al interés de muchas empresas. De hecho, muchas empresas de telecomunicaciones han visto con Firefox OS la oportunidad de sacar sus terminales a un precio más barato y desplegarlos en países en vías de desarrollo (los smartphones aún no están tan extendidos) y, por tanto, tratar de hacer frente al liderazgo que últimamente tienen Samsung, Sony, HTC, etc. Los primeros teléfonos móviles con Firefox OS empezaron a salir en primavera de la mano de la empresa española GeeksPhone, y ya son muchas las empresas que han sacado modelos en varios países. La última palabra para el éxito siempre la tienen los usuarios y todavía queda por ver si Firefox OS llegará a algún lugar.

A la hora de vender un dispositivo móvil, la clave está en que haya muchas aplicaciones para él, y es cierto que por el momento hay pocas aplicaciones para Firefox OS si lo comparamos con otros sistemas operativos. Sin embargo, el mercado de los smartphones está cada vez más fragmentado (donde estaban Android, iOS y Blackberry, ahora también hay Ubuntu Touch, Windows Phone, Tizen y Firefox OS), y el desarrollo de apps para todos puede resultar caro, por lo que muchas personas podrían considerar interesante en el futuro una única aplicación web. De momento, el número de aplicaciones web para Firefox OS está creciendo rápidamente. Y tampoco se puede olvidar la fuerza de los informáticos: somos partidarios de software y estándares libres y abiertos en gran parte, y cuando nos empeñamos en algo... ;-).

Con independencia de que Firefox OS tenga éxito en el mercado, la Fundación Mozilla considerará cumplido el objetivo si la web recupera protagonismo en dispositivos móviles.

Gai honi buruzko eduki gehiago

Elhuyarrek garatutako teknologia