Izaro Basurko Pérez de Arenaza Ingurumen-zientzialaria eta ekintzailea

"La ciencia no es neutral: alguien la hace"

2021/04/16 Galarraga Aiestaran, Ana - Elhuyar Zientzia Iturria: Elhuyar aldizkaria

400
Izaro Basurko Pérez de Arenaza combina investigación universitaria y emprendizaje en movimientos sociales en el ámbito de la emergencia climática. Para llegar a él ha tomado el camino de la ciencia, pero buscando y descubriendo senderos que no se destacaban en los mapas.
 
Basurto explica que se acercó a la ciencia desde el medio ambiente, estudiando Ciencias Ambientales en la Universidad de Salamanca. "Siempre me han gustado el medio ambiente, la ecología, el ecologismo... y así me metí en ese mundo. La catástrofe del Prestige tuvo una gran influencia, fue un acicate, porque quería saber cómo actuaban la ciencia y la tecnología y qué se podía hacer para evitar este tipo de desgracias", ha recordado Basurko.
 
El propio Basurko participó en la limpieza del Prestige y vio que no todo era solidaridad y voluntad. "Confirmo que algunos hacen negocio con el desastre".
 
Cuando empezó a estudiar Ciencias Ambientales, descubrió que la ciencia y la tecnología no son neutrales: "que son hechos y son para alguien". Entonces empezó a introducirse en el mundo de la cooperación y a conocer otros territorios. "Aprendí que la ciencia puede utilizarse para mejorar y empeorar la vida de la gente, o para ganar dinero, por ejemplo".
 
Al principio se sentía solo, pero pronto conoció al equipo de Ingeniería Sin Fronteras y empezó a trabajar como voluntario con ellos, también con Ekologistak Martxan. Gracias a ello conoció a mucha gente que pensaba lo mismo y, aunque muchos no pertenecían al mundo universitario, vio que hay otra forma de hacer ciencia.
 

A favor de la apertura de grietas en el sistema

 
"Trabajar en movimientos sociales te permite estar cerca de la gente, conocer sus inquietudes y problemas. Pero, por otro lado, a tus investigaciones no se les da el mismo nivel que a las realizadas en la universidad, se les subestima", ha explicado Basurko. "Creo que sería importante unir ambos. Por un lado, seguir con rigor la metodología de la ciencia y, por otro, tener en cuenta a la gente y prever las consecuencias de los avances".
 
Además, ha mencionado el problema de la mercantilización: "Muchas empresas han entrado en la universidad y el dinero, las investigaciones y la fama se han destinado a proteger sus intereses. Por el contrario, los movimientos sociales tienen mucho menos dinero, no tienen fama y no pueden publicarlo en las principales revistas. Esto quita a muchos investigadores la capacidad o el entusiasmo de investigar". Los medios de comunicación, en muchos casos, destacan los trabajos académicos y dejan a la sombra a los demás.
 
Sin embargo, considera que se puede y debe intentar abrir grietas en el sistema: "No es fácil romper las inercias, pero, aunque la precariedad que tenemos es difícil, tenemos posibilidades de abrir algunas rendijas y creo que tenemos que aprovecharlas. Más teniendo en cuenta que la UPV es una universidad pública".
 
El sistema de artículos científicos y revistas, por ejemplo, le parece significativo. "Usted realiza su investigación a través de una universidad pública, pero luego para publicarla en una revista debe escribir en inglés según sus criterios. Y una vez publicada, quien quiera leer tiene que pagar, saber inglés y tener internet. ¿Para quién estamos? A mí me gustaría investigar en euskara y escribir en euskara esos artículos, pero entonces no llegará a ningún sitio".
 
En cualquier caso, ha recordado que el lema de la UPV es Eman ta zabal zazu, y lo intenta: lo que aprende a dar a la sociedad. "Por ejemplo, ahora estoy metido en la transición energética y cuando nos llama un ayuntamiento u otro agente, nosotros le damos la opinión para pedir ayuda. Y eso me satisface mucho más que publicar un papel. También las charlas, en los gaztelekus, en las sesiones organizadas por Goiener o en cualquier otro lugar, porque eso te permite hablar con la gente, resolver dudas... Hacer cosas así me satisface mucho porque creo que tenemos esa obligación con la sociedad".
 
 
Izaro Basurko Pérez de Arenaza

Nacido en San Sebastián en 1981. Es licenciado en Ciencias Ambientales por la Universidad de Salamanca. En los últimos años ha estado gestionando proyectos de investigación y cooperación, y ahora está trabajando en el proyecto europeo mPower, mientras realiza su doctorado en Transición Energética en la UPV. En los últimos años ha colaborado con la Ingeniería Sin Fronteras y Ekologistak Martxan, formando parte del grupo de investigación consolidado Ekopol.