Salvada por su madre, la ballena puede sobrevivir

2001/11/29 Galarraga Aiestaran, Ana - Elhuyar Zientzia

Según el trabajo publicado por los oceanógrafos Fujiwara y Caswell en la revista Nature, para que la ballena del género Eubalaena no desaparezca es imprescindible salvar a las ballenas en edad reproductora.

Estos dos científicos han estudiado más de 10.000 ballenas del género Eubalaena desde 1980 y han descubierto que las ballenas son las que más riesgo soportan. De hecho, la población de ballenas está disminuyendo de forma generalizada y la mortalidad aumenta cuando las hembras se convierten en madres.

Desde 1980 la población de ballenas está disminuyendo y se estima que sólo quedan 300 en todo el planeta. La caída de la población se debe principalmente al choque con los barcos, el encadenado en las redes y el cambio climático. Las hembras con cría, además, nadan más cerca de la costa y de la superficie del mar y se desplazan más lentamente que el resto de adultos, por lo que son más vulnerables. Por ello, en 1980 una hembra tenía una esperanza de vida de 50 años y en ese tiempo podía tener más de 6 crías. Ahora, al tener una esperanza de vida de sólo 15 años, no tiene más de dos hijos.

Sin embargo, en el estudio realizado hay un lugar para la esperanza. Dicen que si conseguimos salvar a dos hembras al año, la población aumentaría. En consecuencia, las ballenas piden la protección de las zonas de cría. El Servicio Nacional de Pesca Marítima de EE.UU. está a punto de crear nuevas leyes que impidan la pesca en zonas cercanas a la costa sureste, pero el tráfico internacional y la legislación marítima dificultan mucho el cumplimiento de esta pretensión.