Un alumno de la UPV desarrolla un programa que simula el impacto de medidas anti-pandemia

2021/05/25 Elhuyar Zientzia Iturria: Elhuyar aldizkaria

Unai Otamendi Loibide. Ed. Jorge Navarro. Oficina de Comunicación, UPV/EHU.

Unai Otamendi Loibide, estudiante de Ingeniería Electrónica de la UPV/EHU, ha desarrollado en su trabajo de fin de grado un programa informático que simula cómo las medidas contra el COVID-19 afectan al despliegue de la pandemia.

“El método consiste en construir un campo de simulación a partir de investigaciones sociológicas y datos de empleo y demografía, como un videojuego de SIMS. Esta zona puede ser una universidad, un pueblo o una provincia; en mi caso me he basado en Oñati”, ha explicado Otamendi. “La implementación de un modelo de contaminación permite analizar la extensión de una enfermedad y ver los efectos de las medidas que afectan al comportamiento de las personas”.

Para probar la fiabilidad del programa se han implementado las medidas implantadas en el Estado y en la CAPV entre el 19 de junio y el 12 de diciembre de 2020 (uso obligatorio de máscaras, apertura de escuelas, capacidad del 60% de locales culturales, deportivos y hosteleros…) y se han contrastado los resultados de la simulación con los casos detectados en Oñati en este periodo. Emaita ha sido bueno.

Confirma que los usos de la máscara y las diferentes medidas de desplazamiento han sido “fundamentales”, ya que en las simulaciones implementadas se ha conseguido suavizar la curva epidemiológica y reducir considerablemente el número de casos.

Por otro lado, ha analizado la influencia que tendrían los métodos de testeo y exploración más exigentes. “Aumentando el número de tests se puede observar que disminuiría considerablemente la velocidad de propagación de la enfermedad y se darían menos casos. Y hemos visto que con métodos de exploración más estrictos se puede reducir la cantidad total de contaminación. Así, hemos conseguido reducir de 4.195 casos a 673 en simulaciones, es decir, hemos visto que el número de casos podía reducirse más de seis veces”, explica Otamendi.

“Son nuevas teorías y procedimientos que hemos diseñado para realizar este trabajo y que pueden mejorarse en varios puntos”, ha reconocido. “En la pandemia creada por el COVID-19 y para las enfermedades que podemos padecer en el momento de la muerte, este trabajo puede servir de base para el desarrollo de programas de planificación de estrategias de exploración, medidas de seguridad y de integración”.