La NASA aporta datos significativos sobre la evolución climática e hidrológica de Marte

2021/10/14 Agirre Ruiz de Arkaute, Aitziber - Elhuyar Zientzia Iturria: Elhuyar aldizkaria

Representación del cráter Jezero como lago lleno de agua. La estrella roja marca el lugar donde aterriza el vehículo Perceverance. Ed. ANDÉN

El vehículo Perseverance de la NASA aterrizó en Marte en el Gran Cráter Jezero de 45 kilómetros de diámetro, y ya ha desvelado importantes episodios sobre la evolución del planeta rojo: el cráter Jezero, un antiguo lago tranquilo alimentado por un río. Y los cambios bruscos provocaron fuertes inundaciones, según datos de la NASA.

En el delta del río y en la laguna, se han encontrado grandes rocas que han llegado violentamente desde varios kilómetros aguas abajo y que parecen ser consecuencia de inundaciones repentinas. El estudio de las capas geológicas que rodean algunas rocas, de un metro de diámetro y de varias toneladas de peso, ha revelado que los sedimentos eran exteriores al cráter. Es más, no fue traída por el viento, sino por un fuerte flujo de agua. Se ha estimado un flujo de inundación de 9 m/s.

Según los investigadores de la NASA, un cambio climático posterior provocó el secado del lago, que se ha mantenido seco durante los próximos millones de años. El viento ha erosionado el paisaje hasta crear el cráter que aparece en la actualidad.

Los investigadores de la NASA han mostrado su satisfacción porque, a pesar de que Marte es hoy frío y seco, hace 3.700 millones de años han demostrado que era un planeta templado y húmedo, en el que el agua se mantenía estable en la superficie. Además, en el interior del cráter se han identificado capas creadas por arcillas y pequeñas partículas de lutita, que pueden conservar en su interior vestigios de la vida de antaño, si alguna vez ha habido vida en Marte. El vehículo Perseverance analizará estas capas en los próximos meses.