Marta Olazabal Salgado: “Me gustaría que hubiera un cambio en la demanda social”

2022/09/01 Galarraga Aiestaran, Ana - Elhuyar Zientzia Iturria: Elhuyar aldizkaria

Marta Olazabal Salgado (Bilbao, 1981) es investigadora en el Centro Vasco de Cambio Climático (BC3) y líder del Grupo de Investigación Adaptación. Recientemente ha sido galardonada con uno de los premios Ikerbasque a la labor y trayectoria de las mujeres científicas, en concreto, el premio Starting para jóvenes investigadores. Le satisface como reconocimiento a la investigación en Ciencias Sociales: “Es un premio que une las ciencias sociales, el cambio climático, las mujeres y la investigación, ¡no es malo!”. Responde con rapidez y precisión a las preguntas de la revista Elhuyar.

Ed. BC3
Investigador en cambio de clima
¿Qué es lo que más te ha sorprendido, alterado o sorprendido desde que empecaste a trabajar?

A lo largo de los años, mi trabajo ha sido analizar qué están haciendo las ciudades sobre el cambio climático, tanto para reducir las emisiones como para adaptarse al cambio, qué políticas tienen, qué acciones están diseñando…

Para mí fue una gran decepción, tanto como investigador como como ciudadano, ser conscientes de que muchos de estos planes y políticas no tenían credibilidad ni legitimidad. Por ejemplo, vi que no tenían fondos económicos para llevarlos adelante, y que el cambio de clima no está entre nuestras prioridades.

Por decirlo de alguna manera, tuve una sensación similar a la que tuve cuando fui por primera vez a una reunión de la comunidad de vecinos al darse cuenta de que, en lugar de pensar en el bien de la comunidad, cada uno miraba al suyo, sin ver que el que beneficia al vecino nos beneficia a todos, aunque no lo perciba directamente ni de inmediato. Es un egoísmo esencialmente, que se ve también a nivel de las ciudades. No ha sido una cuestión de uno en uno, sino la que he ido viendo en el tiempo, pero sí la que más me ha perturbado.

¿Qué te gustaría ser testigo de la revolución o del descubrimiento?

Yo creo que es un error situar la responsabilidad y la responsabilidad sólo sobre los individuos en cuestiones relacionadas con el cambio de clima, las emisiones o la sostenibilidad. Porque muchas cosas no están en nuestras manos. Tenemos vidas muy estrechas y muchas veces no tenemos la posibilidad de hacer las cosas de otra manera. Por ejemplo, para ir al trabajo tengo que coger el coche porque no hay transporte público para ir.

Por lo tanto, yo me gustaría ver el cambio de que la comunidad pida a políticos y gobernantes medidas creíbles, factibles, eficaces y con suficiente financiación. Que una parte del presupuesto municipal, autonómico y nacional se dirija efectivamente a las políticas de mejora de la sostenibilidad y de lucha contra el cambio climático. En definitiva, para mejorar nuestra vida y nuestra salud.

De hecho, la salud es el beneficiario directo de estas acciones, pero parece que nos cuesta verlo porque el impacto no es inmediato ni evidente. Es necesario abrir la mirada y me gustaría que hubiera un cambio en la demanda social para que la gestión de los gobernantes sea favorable a un futuro mejor.