Ivermectina podría impedir la transmisión del SARS-CoV-2

2021/01/19 Agirre Ruiz de Arkaute, Aitziber - Elhuyar Zientzia Iturria: Elhuyar aldizkaria

En el ensayo clínico de la ivermectina han participado investigadores de la Clínica Universidad de Navarra y del Instituto de Salud Global de Barcelona. Ed. GLOBAL

Un ensayo clínico realizado en Navarra y Barcelona sugiere que el medicamento ivermectina, además de reducir la duración de los síntomas del covid-19, puede reducir la carga viral de los enfermos y reducir la transmisión del virus.

Los resultados han sido publicados por la revista EClinical Medicine de The Lancet. Según los autores, los resultados son poco consistentes, por lo que no son susceptibles de iniciar tratamientos. Pero subrayan la necesidad de realizar más investigaciones, ya que los investigadores han visto indicios de utilidad.

En el ensayo clínico, los síntomas ligeros del covid-19 comenzaron a transmitirse a los pacientes ivermectina en los primeros días. En los análisis de sangre se observó que a los días de tratamiento, aunque todavía eran positivos por PCR, su carga viral era tres veces menor que la del grupo placebo, cuatro días después del tratamiento, y 18 veces menor a siete días. Por otro lado, se desarrollaron anticuerpos antivirus IgG, aunque en menor cantidad, y se acortó la duración de los síntomas leves (pérdida de olfato, gusto y tos).

Analizados los resultados, los investigadores han sugerido que la ivermectina no tiene efectos antiinflamatorios. Proponen que el virus pueda impedir su introducción en las células, como ya anunció un estudio realizado en el Instituto Pasteur.

En medio del debate

La ivermectina abrió un debate al inicio de la pandemia cuando se sugirió que era útil para reducir la replicación del SARS-CoV-2, ya que debía emitirse en concentraciones elevadas para ser eficaz, muy lejos de las concentraciones permitidas. El nuevo estudio revela que las dosis aceptadas en Europa también son efectivas para interrumpir la transmisión si se produce inmediatamente después de que aparezcan los síntomas.

Según los investigadores, hasta la fecha la mayoría de la investigación se ha centrado en el desarrollo de fármacos para el tratamiento de las vacunas y los síntomas de la enfermedad, prestando poca atención a otros posibles usos de los medicamentos. Si se confirmara que la ivermectina sirve para reducir la transmisión del virus, el tratamiento podría ayudar a que los infectados no transmitan el virus a los demás y podría utilizarse como herramienta de salud pública.