En el este de Europa sólo gestionan el 3,2% de los residuos electrónicos

2021/11/25 Galarraga Aiestaran, Ana - Elhuyar Zientzia Iturria: Elhuyar aldizkaria

Los residuos electrónicos son cada vez más numerosos y nocivos para el medio ambiente - Ed. Max Pixel

Tanto en la Comunidad de Estados Independientes como en Georgia, que antes constituían la URSS, el residuo electrónico ha crecido un 50% en la última década. El dato ha sido dado por la Organización de las Naciones Unidas, en su primer estudio sobre residuos electrónicos en la región, y ha precisado que ese incremento es equivalente a la media mundial. Sin embargo, la diferencia con respecto a otros territorios es que, si bien en el mundo se recupera y trata una media del 17%, 4 de ellos representan un porcentaje de 3,2.

Rusia es la región que más residuos electrónicos genera por habitante. En general, se trata de tres tipos de residuos: aparatos de cambio de temperatura (calentadores, aire acondicionado y frigoríficos), grandes equipos (hornos y lavadoras) y pequeños aparatos (como utensilios de cocina o aspiradoras). Por el contrario, se han reducido las pantallas, monitores y dispositivos de telecomunicaciones.

Por otro lado, han destacado que en muchos países no se recogen datos sobre residuos electrónicos, aunque se sabe que son cada vez más numerosos y que son perjudiciales para el medio ambiente. Este informe, elaborado por la Comunidad de Estados Independientes y Georgia, ayuda a cubrir el vacío.

Por otro lado, subrayan que la gestión de la basura electrónica puede ser una buena oportunidad para reactivar la economía y crear empleos. Por ejemplo, en los residuos electrónicos generados en la región en 2019 había 10 toneladas de oro, media tonelada de metales raros, un millón de toneladas de hierro, 85.000 toneladas de cobre, 136.000 toneladas de aluminio y 700 toneladas de cobalto. Junto a ellos se encontraban sustancias peligrosas perjudiciales tanto para el medio ambiente como para la salud humana: 2,4 toneladas de mercurio, 1,1 toneladas de cadmio, 8.100 toneladas de plomo...

Los autores del informe han llamado a los países de la región a establecer políticas y normas sólidas para la gestión de los residuos electrónicos y la protección del medio ambiente.