La cadena de satélites Starlink discute

2019/05/31 Galarraga Aiestaran, Ana - Elhuyar Zientzia Iturria: Elhuyar aldizkaria

El objetivo de la constelación satélite Starlink es crear una red global de Internet. Ed. Mark Handley/University College London

Los 60 primeros de la constelación satélite que la compañía espacial SpaceX quiere completar alrededor de la Tierra ya están en el cielo. El objetivo es poner 12.000 satélites, pero es posible que tenga que cambiar el proyecto porque las molestias ocasionadas por los 60 primeros han alterado a astrónomos y aficionados.

A través de esta constelación de satélites, Elon Muskiz, jefe de la compañía SpaceX, quiere ofrecer a los usuarios de todo el mundo una red global de Internet, incluso en lugares más solitarios. Los satélites son de pequeño tamaño y se propone colocarlos en órbita próxima a la Tierra en tres capas (entre 350 y 1190 km de altura). La idea era que para el año 2020 todos estuvieran en el cielo y para ello está autorizado, tanto de la Unión Internacional de Telecomunicaciones como de la Comisión Federal de Comunicaciones de EEUU.

Los primeros 60 satélites fueron lanzados el 23 de mayo mediante un cohete en Falcon 9. Y casi enseguida surgió la preocupación de cómo cambiarían la visión del cielo nocturno. Muchos fotógrafos de astronomía ya se han quejado de su brillo porque dañan las fotos y los astrónomos están muy preocupados, especialmente los radioastrónomos, porque las frecuencias que van a utilizar los satélites coinciden con las que se utilizan en radioastronomía.

Muskiz ha afirmado que va a intentar solucionar las molestias ocasionadas por los satélites, pero los expertos creen que todo ello debía ser tenido en cuenta antes de que el satélite saliera.