Utilizan la teoría de juegos para analizar el comportamiento de las metástasis

2021/10/26 Galarraga Aiestaran, Ana - Elhuyar Zientzia Iturria: Elhuyar aldizkaria

Ed. Jezper / 350RF

Investigadores del Análisis Económico de la UPV/EHU y patólogos de Biocruces colaboran para comprender cómo compiten las células de los tumores. Para ello se está utilizando la teoría de juegos. De hecho, desde el punto de vista de esta teoría, un juego es una situación conflictiva en la que prevalecen los intereses contrapuestos de los individuos; en ese contexto, cuando una de las partes toma una decisión, influye en la decisión que la otra parte tomará. Por tanto, el resultado del conflicto se determina en base a las decisiones tomadas por todos los participantes.

Se ha demostrado que la teoría de los juegos es útil para ilustrar las interacciones entre células tumorales y entre células tumorales y de huésped. Estas interacciones son muy complejas y todavía no se conocen bien. La consideración del cáncer como una disfunción social de un grupo de individuos ha aportado nuevas perspectivas de estudio que esperan obtener resultados prometedores en el futuro.

En primer lugar, se ha tratado de comprender la influencia de la heterogeneidad celular en un tumor mediante modelizaciones. Así, se han creado modelos de competencia entre células de los tumores y se ha planteado la hipótesis de que la metástasis es una respuesta de un subconjunto de células tumorales. A través de ella, las células buscan estabilidad colectiva, lejos del tumor primario, para evitar su desaparición. La hipótesis coincide con la perspectiva de que las células tumorales tienden a buscar un medio más adecuado en tumores malignos.

Según los investigadores, la teoría del juego ha puesto de manifiesto que cuanto mayor es la heterogeneidad de las células de los tumores, más nociva puede ser para las células cancerígenas y mejor para el paciente. Es decir, los cánceres de alta diversidad celular son más beneficiosos para el paciente que el cáncer producido por un tumor de baja diversidad. De ahí se deduce que a largo plazo puede no ser bueno eliminar todo tipo de células de un tumor.