Ana Ruiz Ilundain Ingeniaria

"Trabajar en beneficio de la gente me saciaría mucho"

2021/03/05 Galarraga Aiestaran, Ana - Elhuyar Zientzia Iturria: Elhuyar aldizkaria

Ana Ruiz Ilundain, con de medición de la calidad del aire. Ed. UPNA

Ana Ruiz Ilundain ha realizado recientemente el Máster Universitario en Ingeniería Industrial de la Universidad Pública de Navarra, adaptando y mejorando en lugares cerrados un dispositivo de medición de la calidad del aire. El dispositivo es útil para evaluar automáticamente las condiciones del medio y renovar el aire, por lo que es muy útil para evitar la transmisión del covid-19. Gracias a este trabajo se le ha otorgado un premio especial a los Premios Caja Rural de Estudios Fin de Carrera.

Reconoce que en bachillerato no tenía intención de realizar estudios técnicos. “Por ejemplo, no me tomé el dibujo técnico. Tenía claro, eso sí, que iba a ir de las ciencias, porque la historia, la lengua, etc. no eran de mi gusto, pero sí de matemáticas, biología, física, química…”

La primera idea era estudiar farmacia, pero le gustó muchísimo la física y, como quería ser algo más aplicado que la física teórica, entonces empezó a pensar que podía aprender ingeniería: “La verdad es que de pequeño también me gustaban mucho los juegos de construcción y como tenía ingeniería industrial en Pamplona, y además tenía referentes en casa, porque mi padre es ingeniero y mi hermano, arquitecto”.

Así, empezó a estudiar ingeniería industrial en la Universidad Pública de Navarra. Aunque sabía lo que iba a encontrar, el primer año se le hizo duro: “En definitiva, tienes que cambiar tu forma de aprender. En la escuela te preguntan lo aprendido; en ingeniería tienes que aprender a resolver problemas. Estos problemas pueden ser de cualquier ámbito, de manera que la ingeniería tiene un montón de soluciones, mucho más que las que imaginaba, desde el diseño de un producto, hasta dirigir un equipo o planificar compras en cualquier ámbito”.

Por otro lado, en los estudios de ingeniería los hombres siguen siendo mayoritarios, pero Ruiz tiene claro que todos valemos para todo, y aunque algunos profesores siguen manteniendo posiciones pasadas, en muchos lugares las cosas ya están cambiando. Ahora, por ejemplo, está en la empresa Inbiot y ha destacado que la mitad de sus compañeros son mujeres: es una pequeña empresa, casi todos somos ingenieros técnicos y no hay distinción. “Más adelante igual encontraré a alguien que tenga que mirar desde arriba para que me haga caso, pero de momento no he tenido ningún problema”.

Resultado del trabajo

Por lo demás, su trabajo es muy satisfactorio. Por ejemplo, gracias a un dispositivo que ha diseñado la posibilidad de mejorar la calidad del aire y sacarlo al mercado, es muy satisfactorio. “También me encargo de organizar a mis compañeros. No tiene nada que ver con el diseño de los productos, pero también me gusta mucho ese trabajo. Es bonito ver que el equipo funciona bien y que el trabajo avanza”.

Es joven y lleva poco tiempo trabajando, pero de momento está satisfecho con el camino que ha tomado. Es muy crítico con las ayudas por doctorado e investigación: “Cuando un ingeniero empieza a trabajar, puede que cobre menos que un profesor o un empleado de otro campo al principio, pero la situación de los que están haciendo la tesis y de los investigadores en general es aún peor. Y no es justo”.

De cara al futuro, desearía trabajar en el diseño de dispositivos, productos o soluciones que ayuden a mejorar la vida de las personas o en combustibles renovables: “Trabajar para ello me saciaría mucho”.

Ana Ruiz Ilundain

Nacido en Pamplona en 1995. Ha estudiado ingeniería en la UPNA y ha seguido el Máster Universitario en Ingeniería Industrial. Ahora está en marcha la empresa Inbiot start up. La adaptación y mejora de un dispositivo de medición de la calidad del aire le ha otorgado un premio especial a los Premios Caja Rural de Estudios.