Pantalla de TV a laun

1987/04/01 Barandiaran, Xabier Iturria: Elhuyar aldizkaria

En el Colegio Imperial de Ciencia y Tecnología de Londres, entre otras cosas, se está desarrollando una pantalla plana en los últimos tiempos.

Este nuevo método de creación de imágenes incorpora una red de bandas de vidrio delgadas y paralelas. Estas bandas conducen sobre un panel la luz roja, verde y azul producida por la señal de vídeo. En el momento oportuno, algunos electrodos conmutan cristales líquidos en contacto con bandas ( liquid crystal ; LC) y atraviesan las luces para formar imágenes de televisor u ordenador.

En el Colegio Imperial de Ciencia y Tecnología de Londres, entre otras cosas, se está desarrollando una pantalla plana en los últimos tiempos. Esta pantalla es un "display" de cristal líquido de gran superficie que no se parece a ninguna otra. A diferencia de la pantalla de cristal líquido de los ordenadores portátiles, ésta es de colores, con una imagen brillante y contrastada y un amplio ángulo de observación. Este display combina en un mismo concepto guías de onda ópticas y conmutación electrónica.

La pantalla plana de televisión dispone de guías de onda ópticas de vidrio en columnas verticales. Estas columnas están recubiertas por un panel de cubierta de dos líneas de electro casi invisibles. El material de cristal líquido está intercalado entre la banda vertical y la hoja de vidrio. Los tres diodos LED con colores situados en el extremo inferior de cada banda se encienden con secuencias horizontales en función de la señal de televisión roja, verde y azul. Un registro de desplazamiento aplica a los electrodos horizontales pulsos de tensión alterna en línea. En cada una de las cruces entre el electro y las bandas, el campo eléctrico alinea las moléculas de cristal líquido dejando pasar la luz. La selección de leds permite crear elementos de imagen rojos, azules y verdes más blancos (cuando los tres leds están encendidos a la vez).

A pesar de que este concepto ha comenzado a desarrollarse en este centro de Londres, es una mejora importante para pantallas como la televisión o el ordenador. Una empresa británica de comunicaciones de datos está impulsando el proyecto para que este producto entre en el mercado lo antes posible.

Esta pantalla se basa en el hecho de que el haz de luz enviado desde el interior de una delgada banda de vidrio se suelte mediante un sistema de ventanas en cualquier punto de la longitud de la banda como punto de luz.

Esta liberación controlada de luz se consigue intercalando material de cristal líquido entre las columnas formadas por una hoja de vidrio y una banda fina de vidrio. En los displays de cristal líquido, las moléculas bloquean o dejan pasar la luz bajo la influencia del voltaje formando una imagen. En este panel experimental se encuentran materiales aplastados contra bandas. Gracias a sus bajas figuras de refracción, las moléculas de estos materiales están normalmente orientadas de manera que la luz no se vea afectada por la conducción de las bandas de vidrio.

Pero el aumento del índice de refracción en un punto concreto de la banda lo convierte en una banda transparente en ese lugar, en lugar de dificultar el paso de la luz. Para modificar el índice se aplican pulsos de voltaje a las líneas de electrodos del panel de vidrio. El campo eléctrico de estos pulsos modifica la orientación de las moléculas de cristal líquido y el índice de refracción. El material de cristal líquido está en contacto con las bandas ópticas, por lo que la luz puede salir convirtiéndose en un pequeño elemento de imagen.

El diseño del panel deberá ajustarse a cada aplicación. Por ejemplo, en la pantalla de televisión, el número de líneas horizontales de electrodos sería igual al número de líneas del standard de televisión. (625 en Europa; 525 en EEUU).

En el caso de la televisión, el ancho de cada banda vertical de vidrio sería también de 2 mm, formando un panel de 1'2 metros de anchura apropiado para colocar en la pared cientos de ellas. Cada banda tendría en su extremo inferior tres diodos LED (L.E.D; light emithing diode), uno rojo, otro verde y otro azul. Un distribuidor que separa el componente rojo, verde y azul de la señal de vídeo activaría los diodos de cada columna de vidrio. Y los circuitos que conmutan los voltios de los electrodos, sincronizados con precisión con la señal de vídeo, permitirían que la luz se repeliera formando imágenes de televisión.

Esta es la teoría. Y el principio funciona en el prototipo. Pero todavía queda mucho por hacer. Por un lado, obtener la mejor constante de tiempo de conmutación del cristal líquido y por otro, acortar los tiempos de recuperación para poder descartar la duración lumínica no deseada tras la conmutación. Estos son los factores críticos. Si se superaran estos problemas, el resto sería sencillo y la pantalla grande de televisión y en apenas cuatro años estaría lista.