BTEK, tecnología de vida

2010/06/01 Galarraga Aiestaran, Ana - Elhuyar Zientzia Iturria: Elhuyar aldizkaria

El Centro de Interpretación de la Tecnología BTEK de Interpretación de la Tecnología BTEK.
BTEK, tecnología de vida
01/06/2010 | Galarraga Aiestaran, Ana | Elhuyar Zientzia Komunikazioa
(Foto: Aitor Ortiz)

Empieza la visita virtual de BTEK

El Centro de Interpretación de la Tecnología BTEK es singular desde el exterior y desde el interior. Desde el exterior recuerda el logo del Parque Tecnológico: son dos pirámides, colocadas juntas y comunicadas bajo tierra. El edificio está recibiendo importantes galardones arquitectónicos, entre los que se encuentra el Mejor Edificio Cultural 2009 en ArchDaily, la web de arquitectura más visitada del mundo.

Pero el interior de BTEK pretende sorprender y atraer al visitante tanto como el exterior e invitarle a entrar a través de la música. Así, la melodía exterior acompaña al visitante a lo largo de la entrada y en la primera sala. La propia melodía y el aspecto del pasadizo de entrada indican cómo es el ambiente: contemporáneo, tecnológico, pero no frío. Y en este ambiente, el visitante tiene a su disposición diferentes elementos para jugar y experimentar.

Porque BTEK no es un museo, es un centro de interpretación. Así lo explica Xabier Diaz, director de BTEK: "A pesar de ser un escaparate de la tecnología que se desarrolla en el Parque, en el País Vasco y en el mundo, no quiere explicar la historia y evolución de la tecnología, sino animar a los visitantes a participar para que, a través de las experiencias, se conciencien de lo que hay detrás de estas tecnologías".

Xabier Diaz, director del Centro de Interpretación de la Tecnología BTEK. Ed. : Aitor Ortiz.

En opinión de Díaz, es importante demostrar que la tecnología que se crea aquí es comparable a la de otros países considerados punteros (norte de Europa, Estados Unidos...) y que la gente de su entorno tiene la capacidad de hacer este tipo de cosas. Con ello se pretende despertar la curiosidad por la ciencia y la tecnología y fomentar vocaciones. De hecho, BTEK está especialmente dirigido a los jóvenes, y pensando en ellos han creado contenido, estética y lenguaje, tanto verbal como gráfico.

Sin embargo, el centro está abierto a personas de todas las edades, con la intención de acoger otras actividades como acciones artísticas, exposiciones, presentaciones, conferencias, cursos para alumnos y profesores... En este sentido, el director de BTEK está totalmente abierto a las solicitudes. Además, Díaz reconoce la obligación de seguir de cerca los caminos por los que discurren las tecnologías en los parques y en el mundo: "A medida que algunas tecnologías se quedan atrás y se desarrollan nuevas, habrá que ir cambiando también algunos elementos o ámbitos completos".

De las ideas a los módulos

Aitziber Lasa, experta de la Fundación Elhuyar y directora de proyectos de BTEK. Ed. : Aitor Ortiz.

La responsable de crear y dar forma a su contenido actual ha sido Aitziber Lasa, de la Fundación Elhuyar. Lasa define el proceso creativo con las palabras reto y colaboración. El reto, porque Elhuyar no lo ha hecho hasta ahora, y la colaboración se ha basado en la colaboración con expertos de todos los ámbitos desde el principio hasta el final del proceso.

De este modo, se decidió en grupo que, además de un espacio específico para reflejar el trabajo que realizan los investigadores en el parque y su entorno, BTEK contaría con otros espacios para trabajar temas como Internet y el mundo digital, la nanotecnología, la robótica, la biotecnología o la sostenibilidad.

Otra decisión importante fue la creación de un modelo específico para BTEK. "Vimos muchos modelos y nos dimos cuenta de que ninguno nos servía", dice Lasa. Estuvieron, por ejemplo, en el Museo de la Ciencia de Londres y en el Museo de Historia Natural, y vieron cómo se trabaja para comunicar al público temas científicos y suscitar un debate sobre ellos. También visitaron los museos de ciencias de París, pero algunos les parecieron bastante tradicionales.

Cuando viajaron a Estados Unidos conocieron museos "de otro tipo". Estuvieron presentes en el museo del Instituto de Tecnología del MIT Massachusetts y en los museos The Tech y Exploratorium de San Francisco, entre otros. En The Tech tuvieron la oportunidad de ver los soportes y recursos tecnológicos más avanzados. Por su parte, el Exploratorium fue pionero del modelo Hands on, es decir, fueron los primeros en proponer la interacción y la experiencia para la adquisición de conceptos.

El arquitecto es Gonzalo Carro de ACXT. El Mejor Edificio Cultural de BTEK 2009 ha sido seleccionado en ArchDaily, la web de arquitectura más visitada del mundo. Además, ha obtenido menciones honoríficas en la Bienal de São Paulo y en los premios AR Awards que otorga la prestigiosa revista Architectural Review. Ed. : Aitor Ortiz. Info : Ainhoa Villamonte.

Jugar y reflexionar

El modelo de BTEK se centra en la tecnología punta que se desarrolla en el entorno y en los investigadores que trabajan en él. "Queremos poner a los jóvenes en su piel para que vivan todo el proceso de desarrollo tecnológico".

Todo ello de la forma más entretenida y lúdica posible. "Sin embargo", detalla Lasa, "BTEK no es un parque temático en absoluto. Es un centro de interpretación que debe tener valor añadido". Un ejemplo de ello es el espacio creado para la reflexión y el debate. "Hay temas como la biotecnología o la nanotecnología que generan debate social. Pero todas las tecnologías, además de oportunidades, generan riesgos. En este espacio buscamos que los visitantes piensen de todo esto."

Fuera de este espacio, junto con las herramientas de interacción y juego, hay elementos que estimulan la reflexión en todos los ámbitos. En el módulo denominado "Latidos del mundo" se ve muy claro. En ella, a través de unos mapas especiales que rodean al visitante, se ponen de manifiesto las diferencias entre unos países y otros en la producción y consumo de tecnología, la salud, la educación...

En el módulo denominado "Latidos del mundo" se ponen de manifiesto las diferencias existentes entre países, en la producción y consumo de tecnología, en la salud, en la educación, etc. Ed. : Aitor Ortiz.

En otro módulo, en el ámbito de la sostenibilidad, los jóvenes deben elegir un rol (político, consumidor, empresario...) que les permita ver las consecuencias de las decisiones tomadas en consecuencia. Según Lasa, "hemos tenido muy en cuenta que los jóvenes que vienen a BTEK son parte de la sociedad y que pronto serán adultos y tendrán una repercusión social. Por eso queremos que conozcan la tecnología, pero en todos los aspectos, que luego sean capaces de tomar decisiones y que se den cuenta de que entre todos estamos construyendo este mundo".

Trabajo basado en la comunicación

Para ello formaron un grupo de trabajo sólido. En especial, los divulgadores científicos de la Fundación Elhuyar, el museógrafo Pau Senra y la interiorista Ainhoa Villamonte han colaborado con Lasa. Entre todos ellos han decidido qué contar y cómo, qué recorrido van a hacer los visitantes, a qué ritmo, cómo dosificar y cómo dar información, qué preguntas generar, dónde, cuándo y cómo plantearlas... A pesar de ello, Lasa ensalza al resto de personal que ha participado en el centro de interpretación: "todos hemos aprendido de todos".

Asimismo, destaca la tecnología utilizada en la realización de los módulos. Según él, las empresas participantes han tenido que hacer I+D para crear elementos como el módulo Cajas negras o los robots.

Precisamente la empresa YDreams ha sido la encargada de crear las citadas Cajas Negras. Esta empresa genera software interactivo y tiene una gran experiencia en la realización de módulos para museos y centros de interpretación, entre los que se encuentra su participación en el Oceanário de Lisboa. En el caso de BTEK, ha preparado veintiún instalaciones.

Según explica Sérgio Cardoso, responsable de contenidos de YDreams, ha sido un trabajo muy dinámico. "Si comparas el primer documento del proyecto con el que finalmente hemos elaborado, es evidente que ha habido cambios. De hecho, ha habido una comunicación constante entre nuestro equipo y el de Elhuyar, y juntos hemos ido adaptando las ideas iniciales. A pesar de que el proceso ha sido largo y complejo, estamos muy satisfechos, tanto con la forma de trabajar como con el resultado final".

Sobre las cajas negras, dice Cardoso: "Nosotros siempre intentamos que el soporte o medio sea lo más invisible posible. En esta ocasión también hemos actuado, pero debemos reconocer que la tecnología también es evidente en los soportes. Por ejemplo, en las cajas negras hemos utilizado una realidad aumentada, y esa tecnología es puntera y muy espectacular".

Innovae Vision es la fundadora de Kixmi para BTEK, la cabeza robótica. Kixmi es capaz de inventar lo que piensan los visitantes. Ed. : Aitor Ortiz.

Innovae Vision también ha utilizado tecnología punta. Esta empresa especializada en comunicación interactiva ha creado cuatro elementos para BTEK, dos de ellos para el área de robótica: un brazo robótico que retrata a los visitantes y Kixmi, el cabezal robótico. Este último ha sido un gran reto reconocido por el director de Innovae Vision, Pablo Ayala. Kixmi desafía a los visitantes y, a través de un juego, descubre lo que piensan. Según explica Ayala, "hemos hecho un esfuerzo enorme, porque queríamos que seamos capaces de transmitir emociones al hablar".

Al final, está orgulloso del resultado. "Ahora sabemos que la tecnología que hemos desarrollado funciona. El siguiente paso es confirmar que cumple el objetivo, es decir, que los visitantes se divierten y aprenden".

BTEK con todos los sentidos
Ainhoa Villamonte interiorista. Ed. : Aitor Ortiz.
"Al entrar en BTEK queremos que el visitante se sienta en otro mundo". Así lo dice Ainhoa Villamonte, interiorista de BTEK. Antes de formar parte del grupo de trabajo de BTEK, Villamonte ha ambientado discotecas, parques temáticos y centros comerciales, experiencia que le ha servido para conseguir un aspecto lúdico y entretenido de BTEK. También ha trabajado como interiorista en otros centros de interpretación, pero, en comparación con ellos, reconoce que el de BTEK ha sido diferente, "porque he estado aquí desde el principio en el equipo de trabajo, desde el primer momento en el que empezaron a plantearse contenidos, y han ido juntos su creación y ambientación".
Así, cada zona está ambientada en beneficio del contenido, con el fin de facilitar la asimilación de conceptos a los visitantes. Para ello, en BTEK han utilizado diversos elementos, especialmente la luz, la música y los elementos visuales clave. Desde la entrada se nota. En palabras de Villamonte "nada más entrar, la música te empapa y te invita a murgar". La banda sonora mojada por BTEK ha sido elaborada por las empresas YDreams e Indigo.
Además de la música, los elementos visuales ayudan a interiorizar: en el pasadizo los elementos clave son los 0 y 1, es decir, los símbolos del mundo digital, y en la primera sala se puede sentir al visitante como dentro de un ordenador. En este espacio se explica cómo funcionan los ordenadores y la red Internet.
Ainhoa Villamonte
Pues bien, tal y como especifica Villamonte, los módulos interactivos que explican este contenido tampoco están organizados de la misma manera: "Las hemos colocado en círculo para darle un toque orgánico. De hecho, los materiales utilizados para la fabricación de ordenadores, informática y módulos también son fríos. Pero toda esta tecnología ha sido creada por personas que la utilizan y uno de sus usos es la comunicación. Hemos organizado así los módulos para transmitirlos, utilizando formas redondas y espejos".
Por ámbitos, el ambiente va cambiando, siempre con el contenido, dependiendo del contenido. Por ejemplo, a medida que se accede al campo de la nanotecnología, la escala cambia: los elementos del entorno aumentan y el visitante se siente pequeño. Está en el mundo de lo pequeño. En el campo de la biotecnología, por su parte, algunas lámparas con forma de neurona son las que biológico.
"Además, hemos creado todos estos elementos utilizando la tecnología más avanzada", destaca Villamonte. En el centro de interpretación de la tecnología BTEK no podía ser de otra manera.
Galarraga de Aiestaran, Ana
Servicios
265
2010
Seguridad
016
Museos
Artículo
Servicios