Los incendios australianos provocan una sobreabundancia de algas en el Océano Antártico

2021/09/16 Galarraga Aiestaran, Ana - Elhuyar Zientzia Iturria: Elhuyar aldizkaria

Humo de incendios en Australia 2019-2020, cubriendo parte del océano Antártico. Ed. Instituto de Información y Comunicación/Dominio Público

Un estudio ha demostrado por primera vez que los aerosoles producidos en los incendios pueden viajar miles de kilómetros impulsados por los vientos y fertilizar el mar. Esto puede dar lugar a grandes floraciones extraordinarias de algas, como ocurrió en el Océano Antártico, tras los gigantescos incendios que tuvieron lugar en Australia en 2019-2020.

Los investigadores utilizaron observaciones de satélite, mediciones de robots marinos, modelos de transporte atmosférico y datos de química atmosférica para seguir la expansión de los aerosoles pirogénicos férreos a partir de los incendios forestales en Australia y medir su influencia en el crecimiento de las algas. Los resultados han sido publicados en la revista Nature y han relacionado el crecimiento del fitoplacton con el dióxido de carbono del aire.

De hecho, los investigadores creen que las algas podrían absorber en parte el CO2 liberado por los incendios para realizar la fotosíntesis, por lo que reducirían el impacto de los incendios en el clima. Sin embargo, han reconocido que desconocen el CO2 absorbido, la cantidad que ha quedado en el fondo del océano y la liberación a la atmósfera.

Además, se recuerda que estos gigantescos incendios serán cada vez más frecuentes debido a la emergencia climática.