En diálogo con Santiago Jimenez

1988/10/01 Martinez Lizarduikoa, Alfontso Iturria: Elhuyar aldizkaria

Santiago Jiménez García es delegado del Departamento de Mineralogía y Paleontología de Iberduero. Tiene una gran afición a los dinosaurios que se extendieron por la Tierra hace 150 millones de años y ha realizado importantes investigaciones sobre las iknitas (huellas fósiles) encontradas en La Rioja.
– ¿Cómo empezó a estudiar los dinosaurios?

En el yacimiento de Valdeté, en Préjano, explorando las pisadas de Santiago Jiménez.

– Mi abuelo (de mi madre) me enseñó los yacimientos de huellas fósiles. Mi abuelo era campesino y pastor (que conocía muy bien el territorio en el que hemos hecho los descubrimientos) y gracias a él conocí las huellas de los dinosaurios.

– Y desde el punto de vista paleontológico, ¿cuándo empezó a trabajar este tema?

– El trabajo paleontológico tiene que ver directamente con la empresa. En 1975 se creó la Sección de Mineralogía y Paleontología, y ahora soy delegado de la misma. He tenido la ayuda necesaria para realizar las labores de campo y gracias a ello hemos podido proteger el yacimiento de Enciso (1976). Ahora estamos haciendo lo mismo en el yacimiento de Cornago.

– ¿Dónde habéis hecho principalmente vuestros trabajos de campo?

– En los últimos cuatro años hemos podido explorar Préjano, Ambas Aguas, Muro de Aguas, Valdeperillo, Cornago, Igea, Las Casas, Grávalos y parte de la Sierra de Alfaro. Hemos encontrado las huellas de los Teropodos y Ortópodos, sobre todo de los Megalosaurios e Iguanodona.

– ¿Y en esos años cuál ha sido vuestra labor fundamental?

– Localización de huellas y protección de yacimientos. Además, hemos organizado exposiciones con moldes de calzado.

– ¿Estás estudiando la vida de hace 100 millones de años de forma individual o tienes colaboradores?

– Los grupos eventuales para las labores de campo son numerosos, pero la infraestructura y el trabajo sistemático son problemas más complicados por lo que la responsabilidad depende de menos personas. Pero no estoy solo. ¡Ni mucho menos! Desde 1975 tengo asesoramiento y apoyo de la Universidad Autónoma de Madrid y de la Universidad de Salamanca.

– ¿Por qué crees que las pisadas de los dinosaurios encontradas en La Rioja se originaron?

– En ese lugar de Nerea había espacio para beber en la orilla del río o pantano. Ahí bebieron los dinosaurios, o ahí estarían. Sus huellas quedaron marcadas en barro plástico y se llenaron, compactaron y endurecieron. Posteriormente, las fuerzas orogénicas les permitieron salir aguas arriba y llegar a su estado actual.

– ¿En qué medio vivían estos reptiles gigantes?

– Analizando las huellas, los fósiles de sus estratos y las plagas de las olas (también fosilizadas), podemos decir que vivían en extensas llanuras pantanosas, dominadas por deltas y estuarios que el mar inundaba periódicamente. Además, contaron con un clima templado y abundante vegetación.

– ¿Y ahora cuál es vuestro campo más importante?

Iknitak Prejano de Iguanodona. Los pastores locales los conocen desde hace tiempo.

– Sobre todo protegemos los yacimientos con barreras metálicas, cubriéndolas para evitar erosiones, desviando las aguas, abriendo los accesos al yacimiento.

– ¿Se publican sus obras en revistas científicas?

– En 1987 se leyó en la Universidad Autónoma de Madrid una tesina licenciatural sobre pisadas. Ahora mismo tenemos cuatro obras preparadas para su publicación, una de ellas se presentará en Septiembre en Estados Unidos. Además J.J. El Sr. Moratalla tiene muy avanzada su tesis doctoral sobre el aspecto tecnológico de La Rioja. Esta tesis recoge la mayor parte de los trabajos realizados hasta la fecha.

– ¿Y qué planes tenéis de cara al futuro?

– Queremos analizar la incidencia de los cambios climáticos, la edad de los estratos, la identificación de especies animales y vegetales, la fauna, flora y condiciones geográficas de este territorio en el Mesozoico, etc.

– Creo que también está preocupado por la divulgación de vuestros trabajos rurales. ¿Qué hacéis en este ámbito?

– Quizá nuestro trabajo más interesante es la exposición que hacemos pueblo por pueblo. Además de mostrar los fósiles, ofrecemos charlas y video-proyecciones con los grandes reptiles del Mesozoico.

– Y en relación a los yacimientos de iknitas, ¿cuál es su objetivo a corto plazo?

– Mi intención es subir los yacimientos paleoicnológicos de La Rioja hasta su grado mundial. Para ello será fundamental el Simposio Internacional sobre Dinosaurios que se celebrará en 1989 en la Baja Rioja. Del exilio esperamos contar con científicos de reconocido prestigio.