Conversando sobre cáncer

1988/06/01 Agirre, Jabier - Medikua eta OEEko kidea | Irazabalbeitia, Inaki - kimikaria eta zientzia-dibulgatzaileaElhuyar Fundazioa Iturria: Elhuyar aldizkaria

El Instituto Oncológico de San Sebastián es conocido por su gran labor en el campo de la oncología. En este mismo anexo, el Dr. Irigarai aporta detalles ilustrativos sobre la historia del Instituto. Para conocer la situación actual hemos acudido a los médicos Jesus Mª Karrera y Lurdes Aritziturri y a la enfermera Mari Jose Pérez.
Jesús Mª Karrera y Lurdes Aritziturri.
I.X.I.
Elhuyar- ¿Qué avance se ha detectado en el tratamiento del cáncer?

Respuesta - Decir qué avances se observan en el tratamiento del cáncer no es una cuestión simple. Por ejemplo, el cáncer no tiene la única causa. Los avances deberían observarse desde diferentes aspectos, como la epidemiología y la prevención.

¿Qué hace Onkologikoa a nivel preventivo? Por una parte, en el ámbito de la prevención, realiza una serie de programas de radio en forma de presencia o información. Por otro lado, no puede tener una gran presencia en la prensa, que es un hospital y no un periódico. Muchas veces vemos que no podemos distribuir la información como queramos, pero eso está fuera de nuestras manos. Disponemos de un tríptico para impulsar la prevención y facilitar el diagnóstico precoz.

En EEUU se cura aproximadamente el 50% de los cánceres. Nuestro nivel se sitúa en el 35%. Esta diferencia del 15% se puede eliminar realizando una labor preventiva adecuada sin mayores dificultades.

Elhuyar- ¿Qué hacéis del diagnóstico precoz?

Respuesta- El diagnóstico precoz sólo realiza Onkologikoa, sobre todo en mujeres. Cáncer de mama y cáncer de ginecología. A nivel ginecológico se realiza el test y la citología de Papanikolau y posteriormente la mamografía sobre cáncer de mama.

Herramienta utilizada en el tratamiento por cesio.
I.X.I.

Las termografías y normalmente no se realizan. Técnica descartada. Normalmente se realizan exploraciones y después se le pide una mamografía y una xerografía. En pocas xeromamografías. Luego la citología, pero como screening o despistaje. Los más utilizados son la exploración y la mamografía.

Elhuyar- ¿En qué ámbito hacéis un diagnóstico precoz con los hombres?

Respuesta - Lo que estamos haciendo en los hombres es a nivel de otorrino (laringe) y a nivel de aparato digestivo (recto). En la actualidad se utiliza principalmente el hemocultivo diagnóstico y el test de hemorragia.

Por otra parte, las técnicas más utilizadas actualmente en el diagnóstico son el scanner y la resonancia magnética nuclear. Nosotros no tenemos este tipo de herramientas en el Instituto Oncológico, ya que en Gipuzkoa hay otros centros y no es necesario. Cuando necesitamos un scanner, llevamos al paciente a la Residencia donde le hacen el scanner. Estas técnicas se utilizan para comprobar el tamaño del tumor. Nosotros normalmente utilizamos la ecografía y la radiografía para esta tarea. En el campo de la medicina nuclear hacemos gammagrafía.

Una técnica muy desarrollada últimamente es la de los anticuerpos monoclonales. Tiene dos aplicaciones: una por ser capaz de identificar el tumor a nivel de diagnóstico y otra a nivel de tratamiento. Este último aspecto aún no está muy avanzado. Mediante anticuerpos monoclonales se introduce el fármaco en el cuerpo y se lleva directamente hasta el lugar donde se encuentra el tumor. Un tratamiento de este tipo presenta ventajas evidentes por ser directo y específico. El medicamento no debe girar por todo el cuerpo para llegar al tumor. Gracias a los anticuerpos monoclonales se desplazará directamente hasta el lugar necesario.

Otra técnica que utilizamos para el diagnóstico es la de los marcadores. Los marcadores son sustancias que provocan enfermedades en el cuerpo y que indican la presencia de tumores. Son poco específicos y no tienen la sensibilidad suficiente para determinar el tumor. Se identifican mediante análisis de sangre.

Elhuyar - ¿Qué podéis decir sobre el tratamiento?

Microscopio electrónico.
I.X.I.

Respuesta- Nosotros trabajamos principalmente a nivel quirúrgico. Realizamos la llamada cirugía conservadora o no mutilante. En las mastectomías, por ejemplo, la tendencia anterior era la de extraer todo el pecho (como hemos hecho aquí), pero la tendencia actual es mantener el pecho lo máximo posible. Tratamos de eliminar únicamente el tumor en lugar de mastectomía. Posteriormente, las agujas de iridio radiactivo se colocan alrededor del lugar donde se encontraba el tumor.

Dependiendo del tamaño y grado de penetración del tumor, se aplica una carga al iridio. Estas agujas suelen estar implantadas unos días, por ejemplo tres días. Es una técnica muy adecuada porque sólo tiene un efecto local. Estas agujas también se utilizan en las lesiones de labios, lengua y mejilla, aparte de los senos.

Sin embargo, cuando se trata de extirpar el tumor no se quita todo el pecho y además en la misma intervención se le aplica la prótesis, en este caso la silicona.

Otra técnica utilizada en el tratamiento es la cirugía y la radioterapia, la radioterapia interoperatoria. Cuando el cuerpo del paciente está abierto en el quirófano, se coge y se lleva al servicio de radiología. Allí le damos la dosis necesaria con el Betatrón y volvemos a cerrar al quirófano.

Elhuyar- ¿Cuándo se realiza la radioterapia interoperatoria?

Respuesta - Primero se accede al quirófano y se comprueba si la enfermedad se puede eliminar mediante la intervención. Muchas veces no es posible y entonces se lleva a la radioterapia y finalmente vuelve al quirófano para terminar la operación. Por poner un ejemplo, tomemos el caso de un tumor cerebral. Abres al paciente y ves que el tumor tiene mala localización. Entonces le aplica el Betatrón para eliminar el tumor.

Betatrón.
I.X.I.

Esto es cirugía, pero en el campo de la radioterapia hay sesiones de tratamiento. El betatrón es importante porque es técnicamente mejor. Antiguamente se utilizaba el radio. Actualmente se realiza con una sonda, aplicándose las sesiones desde fuera. No es necesario realizar implantes ni colocar agujas de radio. Es más cómodo para el paciente.

Elhuyar- Hemos oído que también hacéis tratamientos con tranquilidad.

Respuesta- Utilizamos el láser sobre todo a nivel ginecológico y de otorrino. A nivel ginecológico, si el tumor es pequeño se realiza una evaporación con láser. El láser no opera. Esto toma algunos puntos y aromatiza sus tejidos y la herida que hay en ellos puede curarse.

También se utiliza a nivel de otorrino, pero a nivel de otorrino no se puede hablar de uso antitumoral. Los efectos del láser sobre los tumores no están aún probados. Cuando hay problemas, como la obstrucción, se utiliza para abrir, ampliar.

El punto final a tratar es la inmunoterapia, es decir, la utilización de los recursos que el propio cuerpo genera. El cuerpo produce una serie de sustancias para combatir la enfermedad. Nuestro trabajo sería potenciar estas sustancias, extraer algunas células del cuerpo, manipularlas y volver a introducirlas. En esta casa no se hace porque no hacemos investigación básica; nosotros hacemos tratamiento clínico. No disponemos de la estructura necesaria para la investigación básica. Este problema de inmunoterapia, sin embargo, sigue estando en el nivel de investigación.

¿Podríais explicarnos qué es el tratamiento con Elhuyar- Cesio?

Mª José Pérez.
I.X.I.

Respuesta - Se realiza con una sonda y desde fuera. La cesión es un material radiactivo que se utiliza en irradiación intracavitaria. Aquí tenemos el aparato de afterloading. Esto hace que cuando se aplica material radiactivo no esté en nuestras manos. Este modo de aplicación se denomina frío. Cuando está dentro se pone en marcha el aparato de forma remota y mediante un control. Es entonces cuando entra la sonda. Para conocer qué es la radiación intrafórica hay que tener en cuenta que la fuente radiactiva penetra en una cavidad natural. La irradiación es muy grande, pero a pocos centímetros de ahí apenas hay nada. Tiene efecto local.

Elhuyar- ¿Y cómo metéis la sonda?

Respuesta - Cuando hay que meterse dentro del útero hay que abrirlo y con el tubo de Hegar se abre hasta el 9. Posteriormente se introduce la sonda. Se incluyen otras sondas, una en la vejiga y otra en el recto. Las tres son diferentes y se utilizan conjuntamente. Los que están en la vejiga y el recto son para medir la irradiación que llega, ya que si llegamos a un nivel seguro tendremos fístula. Una de ellas es de tratamiento y otra de control.

En general los tratamientos suelen ser combinados: por un lado, la radioterapia se administra desde fuera y por otro, la radioterapia se realiza desde dentro. Estas aplicaciones se realizan una vez a la semana. Aplicaciones relativamente largas en comparación con radioterapias externas: Tiene una duración aproximada de 20-25 minutos. Para nosotros es muy fácil de aplicar, es muy cómodo. De momento no hemos tenido fístulas. Para el enfermo también es bastante cómodo porque puede llevar una vida normal.

En lugar de usar la primera cesión se utilizaba el radio. El radio tenía desventajas evidentes: para tener la misma eficacia había que tener más tiempo en el interior, además en la vejiga y el recto no se controlaba y al estar aislado el enfermo le resultaba insostenible tener que estar solo durante mucho tiempo. La mortalidad ha disminuido considerablemente con el uso del cesio.

Elhuyar- ¿Se podrá vacunar contra el cáncer?

Respuesta- Yo creo que no habrá vacuna contra el cáncer. Puede haber algo de inmunoterapia. Por ejemplo, tomar unos linfocitos, manipularlos de alguna manera y conseguir el mismo trabajo que la vacuna con ellos. Además hay muchos tipos de cáncer.

Elhuyar- ¿Queréis decir algo más para terminar?

Gammacámara.
I.X.I.

Respuesta - Sí. Me gustaría añadir algo sobre el tratamiento con láser. En la actualidad se trata de un tratamiento alternativo, en el que antes se realizaba una conización. Una mala consecuencia de esta técnica es la mayor facilidad de los abortos en los embarazos. Hoy en día utilizamos láser en lugar de la conización. Se realiza la conización, pero al autenticarse se utiliza el láser, no el electrocauterio. Un tejido cónico se deshace o desaparece y por eso se llama conización, y a un mes ese cuello está igual que antes. Llevamos dos años y hasta ahora con resultados bastante buenos.

Hemos tenido que repetirlo, pero no en general en displasias, sino repetir el tratamiento en dilomas y además no hay impedimento para repetir el tratamiento. El tratamiento es ambulatorio y no requiere anestesia. Antes, p. ej., las displasia ligeras no se trataban. Podría suceder además que estas displasia se retrasen espontáneamente (que se produjera una regresión) y la técnica, la conición, al ser muy agresiva, no se utilizaba. En la actualidad, las displasia ligeras o levas también son tratadas, ya que con la cauterización por láser la técnica tiene mucho menos riesgo.

En los tratamientos de quimioterapia hay una novedad que no hemos mencionado: se llama port-a-cath. Se trata de un pequeño aparato que se coloca bajo la piel por cirugía y que se utiliza para inyectar medicamentos. De esta forma se elimina la necesidad de buscar la vena del paciente y se reducen las molestias y molestias. El fármaco se inyecta en este aparato que contiene una membrana y se encarga de la dispersión, extensión del aparato en el cuerpo. Desde fuera al paciente sólo se le nota un bulto pequeño.