Ría de Gernika: entorno protegido

1989/05/01 Irazabalbeitia, Inaki - kimikaria eta zientzia-dibulgatzaileaElhuyar Fundazioa Iturria: Elhuyar aldizkaria

Leímos en prensa que el Gobierno Vasco tenía un proyecto de conservación especial de la Ría de Gernika. Por su interés, nos dirigimos a la Viceconsejera de Medio Ambiente del Gobierno Vasco, Juan José Otamendi.
Abozeta. (Foto: J.L. Teres).

En Elhuyar- Egunkaria se ha mencionado la palabra Parque Natural. ¿Cuál es el nivel de protección real?

J.J. Otamendi.- El primer punto que tengo que aclarar es: Que la ría de Gernika no sea un parque natural. Hemos hecho una ley especial para Gernika, porque las cuatro figuras de protección de la legislación estatal no son adecuadas para el caso de Gernika. Por tanto, hemos elaborado una ley diseñada a medida, basada en estudios previos.

Lh.- ¿Qué apoyos ofrece esta ley?

J.J.O.- se adapta a los criterios de la UNESCO para las reservas de la biosfera. La ley se llama “Ley de Protección y Ordenación de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai”.

Mediante esta ley se ordena el espacio administrativo que comprende la cuenca del río Oka y la costa entre los cabos de Matxitxako y Ogoño. Se definen las zonas de especial protección en este territorio (la costa, incluida la isla de Izaro, parte de la cuenca de influencia mareal y encinares).

Numerosas especies de aves tienen en la ría de Gernika un lugar de residencia o descanso único. Garceta. (Foto: I.X.I. ).

Esta ley define lo que se puede hacer en estas zonas. No hemos querido decir qué está prohibido, siempre que algo nos pueda escapar. Se han indicado los usos que se pueden dar a estas zonas.

Lh.- ¿Qué tipo de acciones serán las aprobadas?

J.J.O.- En el caso de la comarca, por ejemplo, se admitirán los recreativos que no precisen licencia. Por ejemplo, la pesca necesita una licencia especial y habrá que conseguirla, en condiciones especiales, si se quiere pescar. Se admitirán dragados, aunque en principio parece que no.

El desarrollo económico de la población de Gernikaldea y la protección que se quiera dar a la ría deberán ser coherentes. Ferrocarril entre Gernika y Sukarrieta. (Foto: I.X.I. ).

Queremos que el trabajo que realizan los actuales astilleros se mantenga. Si no se aceptasen dragados con este objetivo, los astilleros deberían cerrarse. Estos dragados requerirán autorización específica. Sólo se podrá dragar el fondo del canal y además el material extraído no podrá ser depositado en cualquier lugar, ya que es el mayor daño causado por los dragados realizados hasta la fecha.

Elh.- En todo caso, se deberá limitar la tonelada de embarcaciones...

J.J.O.- Tonelada sin límite. Sin embargo, los barcos de motor se han puesto a andar en varias zonas. Sin embargo, este tipo de problemas deberán analizarse más tarde. Lo que nosotros hemos querido hacer ha sido frenar las acciones más perjudiciales para la Rioja, los rellenos y las construcciones. Por otra parte, la única acción permitida en los encinares será la entresaca, la entresaca, que tiene como objetivo el mantenimiento de los bosques.

Agricultura. (Foto: A. Galartza).

Para mí, otro aspecto muy positivo que tiene la ley es que los usos sean definidos e inalterables. Por ejemplo, sabiendo que hay que sacar esta ley, si un poseedor de encinar incendia su departamento (con la esperanza de que luego redefina su nivel de protección y cambie el pino), tendrá una gran sorpresa. No habrá redefinición y esta sección se considerará siempre como encinar protegido. Se perdería el encinar, pero el causante del daño no podría sacar luego partido. Con ello se pretende evitar la picaresca.

Elh.- ¿Cómo puede afectar esta ley a Gernika?

Marisma. (Foto: A. Galartza).

J.J.O.- Bueno, en el desarrollo de la Ley eso ha sido una de nuestras preocupaciones. Por ello, para la segunda fase se elaborará un plan de desarrollo socioeconómico. De hecho, sus habitantes tienen en la actualidad una serie de posibilidades económicas que no podemos desaprovechar. Por ejemplo, un terrateniente no podrá construir desde el chaleco, aunque tenga un solar de 25.000 m 2, y podría hacerlo en Euskal Herria en cualquier otro lugar con la ley en mano. Hay que dar una solución a la población local.

Hay que plantear al público un desarrollo económico compatible con las medidas de protección. La agricultura, la agricultura y el turismo ecológico pueden ser la solución. Hemos elaborado el borrador y el esquema de un plan de uso, pero no hemos querido publicarlo junto con la ley. Debemos impulsar el desarrollo del turismo porque creemos que puede ser una herramienta de protección. Esto exige la participación de la gente para su aprobación.

Elh.- Creo que la ley también planteará sanciones.

Garza roja. (J.L. Teres).

J.J.O.- Claro, la ley tiene un apartado para la sanción. Por un lado, nuestras Consejerías y Agricultura podrán sancionar y el Consejo de Gobierno del Gobierno impondrá multas de más de 10.000.000 de pesetas. No obstante, el límite es de 50.000.000 millones. Las sanciones son acumulativas. Piensa que alguien hace un relleno y empieza a construir una casa. La multa se impondrá al constructor, al propietario del solar y al empleado o cargo político municipal que haya aceptado la licencia. Además, la multa no se repartirá entre todos, todos tendrán que pagar. Por otra parte, el perjudicado está obligado a dejar el lugar en la situación en la que se encontraba.

Elh.- ¿Qué otros aspectos de interés plantea esta nueva ley?

J.J.O.- Bueno, se crea un patronato. Este Patronato no podrá decidir. Será un órgano consultivo con el fin de que personas y entidades de diversa procedencia tengan cabida en el desarrollo de la ría.

J. J. Otamendi también nos contó muchas otras cosas interesantes como los planes de futuro de su departamento. Nosotros lo dejaremos para contarlo en otra ocasión, porque la ría de Gernika era nuestro objetivo. No obstante, queremos agradecerle la cálida acogida que nos ofreció Juan José Otamendi antes de finalizar el acto.

Gai honi buruzko eduki gehiago

Elhuyarrek garatutako teknologia