Joseba Rios Garaizar Arkeologoa

“Según la definición de la especie, no podemos decir que neandertales y sapiens sean especies diferentes”

2019/06/01 Galarraga Aiestaran, Ana - Elhuyar Zientzia Iturria: Elhuyar aldizkaria

Algunos de los artículos publicados en la revista Elhuyar han sido republicados en la plataforma Booktegi bajo el título Frente al espejo Sapiens (se puede descargar gratuitamente). El hilo que cose los artículos: explicar de dónde viene la especie humana, qué es y a dónde va. En los relacionados con la primera pregunta, el arqueólogo Joseba Ríos Garaizar es frecuente. En concreto, Ríos es investigador del Centro de Investigación sobre Evolución Humana (CENIEH) y experto en neandertales. Así, a la presentación de la colección invitó a Ana Galarraga Aiestaran a Ríos. Tras un intenso coloquio, Ríos demostró que la arqueología es una buena herramienta para anular los prejuicios sobre la Prehistoria y conocer mejor nuestra especie. Aquí recogemos algunas de las ideas que Rios ha graneado en aquella charla.
Ed. Jon Urbe/©Argazki press
Sobre la fascinación de los neandertales

Al investigar los neandertales investigamos a los humanos, pero a otros seres humanos. Y eso nos permite preguntarnos qué somos nosotros, seres anatómicamente modernos, y en qué nos distinguimos de los demás: nosotros somos los más rápidos, los que mejor nos adaptamos? Pues quizás no tanto como pensábamos. Partiendo de las huellas existentes, la arqueología nos permite reflexionar sobre las preguntas básicas de la filosofía (de dónde venimos, quiénes somos, a dónde vamos) y llegar a algunas conclusiones.

Una cita de Ríos: Si nos encontrásemos con un neandertal en el metro de Bilbao, no lo entenderíamos como diferente.

Desde el punto de vista tradicional, las especies que han sobrevivido son mejores que otras. Y como los neandertales han desaparecido, concluyeron que era una especie atrasada respecto a la nuestra. Pero eso mismo se ha pensado sobre pueblos o razas, en la línea del darwinismo social. Sin embargo, esta perspectiva es europarcentrista y racista. Pues pasó lo mismo con los neandertales, y todavía hay gente que utiliza la palabra neandertal como insulto.

La eliminación del estereotipo de los neandertales

Esta visión comenzó a cambiar en los años 80. Hasta entonces, cuando en los yacimientos se encontraban colecciones notables, como los instrumentos trabajados o los que tenían arte portátil, siempre pensaban que debían ser elaborados por seres humanos modernos. En Francia, por ejemplo, había importantes yacimientos de cultura châtelperroniana. Pues bien, a principios de la década de los 80, junto a estos restos, empezaron a encontrarse huesos neandertales. Como consecuencia de ello, se dieron cuenta de que los seres humanos modernos quizá no eran los únicos que podían hacer este tipo de cosas, y que, tal vez, los neandertales eran capaces de hacerlo.

Desde entonces ha habido una fuerte lucha entre los arqueólogos, porque algunos no han querido reconocerlo. Por ejemplo, había quien decía que sí, que los neandertales hacían eso, pero por imitación. Y hoy seguimos discutiendo, pero en general está asumido que tenían pensamiento abstracto, que hablaban, que transmitían cultura…

Además, hemos sabido que los neandertales estuvieron distribuidos por todo el territorio europeo durante 200.000 años. En esos 200.000 años sufrieron grandes cambios climáticos. Y aunque el entorno cambió mucho, se adaptaron y vivieron durante ese largo tiempo. Pero en un momento dado aparece nuestra especie en Eurasia y justo entonces empiezan a desaparecer los neandertales. Por lo tanto, llegamos a la conclusión de que el encuentro entre las dos especies dio lugar a un enfrentamiento entre ellas, en el que salió vencedor nuestra especie y perdiendo los neandertales. Esto ha hecho que los neandertales se subestimen.

La historia siempre la escriben los vencedores

Hemos visto que en algunos momentos hubo grandes poblaciones, en otros no tanto, y al final se mantuvieron en grupos aislados. Esto debilitó genéticamente y rompió las relaciones sociales entre los grupos. Como consecuencia de todo ello, las poblaciones neandertales fueron perdiendo paulatinamente. Es un proceso muy largo, muy lento y, probablemente, el último golpe fue la aparición de nuestra especie.

Pero aunque nuestra especie no hubiera aparecido, se hubieran perdido. Y es que, a partir de hace 60.000 años, la tendencia fue a la baja de forma ininterrumpida. Cabe destacar, sin embargo, que en épocas anteriores a su desaparición se desarrolló el arte más complejo y la expresión simbólica más importante. Pero, bueno, en un estudio que publicamos el año pasado concluimos que cuando nuestra especie llegó a la zona cantábrica, encontró el territorio vacío. Para entonces los neandertales habían desaparecido en esta zona.

Joseba Ríos Garaizar, junto a Ana Galarraga Aiestaran, en la presentación del libro ante el espejo Sapiens. ED. : Jon Urbe/©Argazki press.
Sobre la aportación de la genética, la aparición de los denisoveses y la escritura de hibFeses

La secuenciación del ADN antiguo ha trastocado muchas de las creencias anteriores. Está claro que nuestra especie y los neandertales, así como los denisoveses, se hibridaron y tuvieron sucesores. Por tanto, según la definición de la especie, no podemos hablar de especies diferentes.

La cuestión es que antes de desarrollar estos métodos de secuenciación, para clasificar las especies y ver las relaciones entre ellas, se utilizaban huesos, huesos fósiles. Y si miramos los huesos, los neandertales son muy diferentes de nosotros. Pero como ahora sabemos que también hay híbridos, en los próximos años seguramente veremos que algunos de los considerados neandertales son híbridos y viceversa.

Creo que en los próximos años vamos a ver todo en cuestión, muy confuso, y luego vendrá la calma.

Otra cita de Ríos: El esquema genealógico de nuestra especie se parece más a un matorral que a un árbol

Por ejemplo, ¿qué sabemos de denisov? Sabemos que hay un yacimiento en Siberia, llamado Denisova, en el que han aparecido varias huellas y que han realizado un análisis del ADN antiguo. Y concluyen que esa es otra especie. Y ahí, en ese mismo yacimiento, se han ...

Es un lío y es muy difícil seguir todo lo que sale. No sólo de neandertales y humanos modernos. Por ejemplo, si pasamos al Neolítico, el análisis del ADN antiguo está revolucionando todo lo que sabíamos; no es mi especialidad y estoy realmente perdido.

Del cuestionamiento y revisión de conclusiones

Es cierto que seguir todo lo que sale es casi imposible, pero si miramos con perspectiva, la imagen general puede no haber cambiado tanto. Sin embargo, estamos conociendo cosas muy interesantes gracias a los nuevos métodos. Volviendo a los neandertales, hemos sabido que tuvieron un cuello de botella en su población, y sabemos cuándo ocurrió eso, pues gracias a la genética hemos sabido esas cosas. Otros estudios nos han demostrado que en aquella época se produjo una crisis climática, con el fin de la época interglaciar y el enfriamiento del clima se hace muy rápido.

Percepción del tiempo

Cuando decimos rápido, en este caso, queremos decir entre 1.000 y 2.000 años. Y es que arqueólogos, climatólogos, etc. medimos el tiempo en otra escala. Es importante tenerlo en cuenta, de lo contrario los hechos no se entienden bien.

Ed. Jon Urbe/©Argazkipress)

Por ejemplo, si contamos que en el Paleolítico el hombre moderno entró a Europa como la invasión de los hunos, la gente pensará que todos vinieron a la vez, en muy poco tiempo. Pero este proceso tuvo una duración aproximada de 8.000 años. Imagínate cuántas generaciones entran en 8.000 años, cuántas personas iban, venían, se mezclarían; cuántos grupos de hombres modernos quedarán aislados en Europa y se perderían...

Sobre la diferenciación de género en la división del trabajo

El Paleolítico es una época muy larga, con más de una especie humana en diferentes situaciones y una diversidad enorme. Entonces, lo que sabemos de un grupo no nos sirve para explicar lo de los demás. Hoy en día entre nosotros hay de todo, no hay comportamientos generales.

De hecho, casi lo único que sabemos es si el parto era femenino. Otras cuestiones relacionadas también pueden ser consideradas como ciertas. Por ejemplo, una mujer embarazada no sería muy apropiada para la caza, y el cuidado de los niños, por lo menos durante los primeros años, dependería de ellas. Así ocurre también entre primates, y no tenemos más indicios para pensar lo contrario.

A partir de ahí no sabemos nada más. Por ejemplo, para cazar, ¿qué necesitas? Un buen arma, habilidad, saber cómo se mueven los animales… seguro que habrá mujeres capaces de hacerlo.

Seguramente habrá situaciones diferentes y en algunos grupos y épocas la distribución de género estaría muy marcada y en otros no. Biológicamente el dimorfismo sexual es menos acusado en nuestra especie que en otros primates. Eso también influye.

Sobre el eurocentrismo y el arte paleolítico

Todas las disciplinas deben entenderse en su contexto. Los primeros arqueólogos fueron europeos y estudiaron los yacimientos europeos. Por tanto, todo lo que sabíamos se basaba en lo que descubrimos en Europa.

Luego, sin embargo, algunos grupos empezaron a investigar en África, y lo que allí se descubrió revolucionó: fósiles humanos muy antiguos, instrumentos ancestrales... “La cuna de la humanidad”. Por lo tanto, la visión inicial ha cambiado radicalmente.

Asia también estuvo muy olvidada y ha sido allí donde se han encontrado algunas pinturas del Paleolítico. Se encuentran en Indonesia y son muy similares a las más conocidas de Europa: estilo, apariencia, técnica, localización... y de la misma época.

Hay dos opciones para explicar que los de Indonesia y los de Europa sean tan iguales. En primer lugar, puede ocurrir que en la misma época surja un mismo tipo de arte en Europa e Indonesia, aunque es muy difícil. El segundo, que surgiera antes en algún lugar entre Europa e Indonesia, y que desde allí se extendiera de una manera u otra. Pero también es una hipótesis; todavía no hemos encontrado ninguna huella en Oriente Próximo o en África. Sin embargo, es probable que en los próximos años comiencen a aparecer las cosas en esos lugares.

Ed. Jon Urbe/©Argazkipress)
Al territorio que hoy llamamos Euskal Herria

También aquí se han producido carencias y durante muchos años se ha considerado que en Gipuzkoa y Bizkaia no había arte paleolítico, salvo alguna excepción como Santimamiñe, Ekain, etc. ¡Y seguimos sin encontrar nada en Álava!

En Gipuzkoa y Bizkaia comenzamos en 2010 con la cueva de Askondo (Mañaria) y a partir de ahí se han encontrado unas 20 cuevas con arte rupestre, algunas muy ricas y singulares. Por ejemplo, en Aitzbitarte (Errenteria) se han encontrado bisontes tallados en arcilla.

Es curioso porque algunas de las cuevas son muy conocidas y visitadas. Las pinturas de los bisontes encontradas en Lumentxa (Lekeitio) tenían por encima graffitis. En cambio, en Álava no ha aparecido nada, pero yo estoy seguro de que aparecerá.

Querido de Ríos: Askondo

El primero siempre es el favorito, el mío es Askondo. Además, rompió muchos prejuicios. Se encuentra en una cantera y no fue destruida por pura chiripa. A pesar de su mal estado, tiene dos caballos pintados de rojo de gran belleza y son más antiguos que la mayoría de los que se han encontrado en los alrededores. La mayoría son Magdalenienses (unos 14.000 años) y los de Askondo tienen 10.000 años más.

Askondo, además de llenar un vacío, nos hizo pensar que iban a ser más, y así ha sido.

Descubriendo aquí una “Atapuerca”

Estamos muy cerca de Atapuerca y aquí no se ha encontrado nada que se pueda considerar como del Paleolítico Inferior. A mí me gustaría encontrarlo, pero será muy difícil.

Ahora estamos excavando en Aranbaltza (Barrika). Se trata de un yacimiento al aire libre, situado a orillas del mar, con enormes acumulaciones de sedimentos que hemos llegado a los 8 metros y que probablemente estarán mucho más. Pero para la excavación es casi imposible, ya que todo es arena y se llena de agua.

En otras cuevas no hay tanta acumulación de sedimentos. Hay una excepción. Situada en Zierbena, a 600 metros de altura, es un agujero muy profundo. Debajo aparecieron algunos fósiles animales que tendrán una antigüedad aproximada de 800.000 años. Por lo tanto, aquí existe la posibilidad de encontrar una “Atapuerca”, pero si se encuentra será por casualidad. Hemos tratado en diferentes lugares y nunca hemos pasado 300.000 años. Pero ese es mi sueño.

Gai honi buruzko eduki gehiago

Elhuyarrek garatutako teknologia